Crisis de valores

El hombre de hoy contempla en su conciencia un gran vacío de valores, no es posible separar la crisis de valores de la crisis social, su origen en descomposición y los conflictos familiares; las separaciones o divorcios, la situación económica, indisciplina, deserción escolar, drogadicción; derivando en aparecimiento de bandas, robos, transculturación por ejemplo el bullying, que no es más que la violencia y acoso escolar.

En la última semana la ciudad guatemalteca se conmocionó por la muerte de Yeison Randolfo Chen Sacul, de 5 años de edad, en Sayaxché, Petén, a causa de lesiones internas presumiblemente causadas por una golpiza proferida por otros estudiantes.  Según el sociólogo Otto Rivera “la sociedad guatemalteca se caracteriza por ser racista, machista, excluyente y discriminatoria, y el bullying recoge todos estos elementos”, y efectivamente, la agresión escolar implica humillar, ridiculizar y excluir a un compañero.

El bullying se caracteriza por ser una conducta pública, ya que el agresor necesita de un reconocimiento de los demás, debido a la fuerza y poder que proyecta. Generalmente, un niño que acosa y agrede a otro es porque tiene problemas en hogar o fue víctima de bullying alguna vez; y sucede en el ambiente escolar, en la institución educativa o en sus alrededores.

Los niños también están expuestos a la violencia por parte de sus pares en distintos ambientes. En Guatemala, al menos el 14% de los estudiantes de primaria y secundaria han sufrido acoso escolar, según el Mineduc, este se trata de un problema social.

Pero de la familia proceden los buenos y también los malos ciudadanos, la escuela puede hacer mucho por la educación, pero nunca podrá sustituir lo que le corresponde hacer a la familia, donde se fundamentan los valores, cuando la familia está bien constituida en una comunidad de personas donde, a pesar de los problemas por demás normales, se conserva la armonía, el cariño y el amor, la educación en los aspectos centrales del desarrollo personal se forman valores para enfrentar la vida.

El respeto es la expresión de consideración que se hace a terceros, y así mismo.  La igualdad es sinónimo de equidad, todos tenemos los mismos derechos.  La fraternidad es la acción noble que promueve la unión entre los integrantes de una organización.  A través de la solidaridad expresamos el apoyo a una causa.  La dignidad es el respeto que debemos tener al comportarnos.

La cooperación es la asistencia que ofrecemos de manera desinteresada, cuando nuestro comportamiento es correcto decimos que existe la honestidad, existe una intercomunicación entre cada uno de los valores antes enunciados, son complejas y a veces existen discrepancias, pero   estos principios son fundamentales en las relaciones humanas entre los individuos, organizaciones y entre los países. La buena práctica de los valores sociales, cultiva las actuaciones positivas de las personas, importante si lo aplicamos desde la niñez.

cintillo de opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: