Poesía y realidad (I)

  1. Tiempo y realidad

El tiempo, ese que transcurre y se mimetiza en los segundos del espacio, se transforma, se recrea en la palabra. El tiempo son los segundos que trascienden la palabra, se concretizan en los instantes soñados por la memoria —o por la nada. Sin embargo, es ese momento, quizá, en que logramos reconocernos —o algo para reconocer a los demás a través de símbolos, recuerdos, palabras. Pero, así somos, a veces, un cúmulo de historias que se cuentan en los espacios, que pocas veces, logramos reconocer o sentir en las Líneas de nuestras manos.

La realidad es ese transcurrir a través del tiempo que se desvanece, muy pocas veces, en el aire —o en esa nada que sentimos en las soledades. La realidad no es otra que el espejo mágico de nuestras contradicciones que nos niegan —o negamos.

A pocos meses de cumplirse 27 años del fallecimiento de uno de los autores de reconocida trayectoria guatemalteca; hoy lo recuerdo como uno de los escritores en que poesía y realidad se escinden en …Las líneas de su mano; pero, tan fácil es sabérselo, tan fácil es, por lo menos, recordarlo cuando se tiene memoria. Al mismo tiempo que se le recuerda, se le olvida, porque la memoria es de corta distancia para aquel que no sabe reconocer o, quizá, reconocerse a través del tiempo que tardamos en reencontrarnos en la palabra del escritor, del poeta.

El autor de Luna park nos recuerda, con, quizá, pesadumbre, o más que eso, soledades descalzas en el pervivir del mundo, soledades que duelen hasta los tuétanos: exilio, ese que tuvo que sufrir el autor de Guatemala, las líneas de su mano (Luis Cardoza y Aragón); para que comprendamos:

…Hay un grito que se angustia

en la garganta de todos:

¡vivir! ¡vivir! ¡vivir!

Ese vivir —o querer ser, querer resurgir— es el que angustiaba, o al menos, angustia a las sociedades contemporáneas que se desarman en la letanía de sus contradicciones o silencios muertos, que se organizan en el mundo de los vicios virtuales o fantasías de telenovela —similar a las noticias que se venden como espectáculo en la Modernidad líquida. (Continuará…)

cintillo de opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: