Tiempo de compartir

Diciembre para muchos tiene sus particularidades, para otros es un mes como cualquier otro, sobre todo para quienes no disfrutan de un aguinaldo o cualquier otro ingreso extra del que si gozan colaboradores, tanto en la iniciativa privada, como en el Estado, más triste resulta ser para quienes no cuentan con un empleo digno.

Las estadísticas indican que es en la recta final, diciembre para ser específicos, cuando aumentan los casos de suicidio en el país, las personas que toman tan fatal decisión, en su mayoría han pasado por cuadros de depresión como resultado de sus problemas, el más difícil de superar, la falta de empleo que provoca a su vez, ausencia de comida para la víctima y su familia.

Es en diciembre cuando los que contamos con algún dinerito “extra”, nos damos cierto gustito que en el resto del año difícilmente es posible, que sea también este mes para que recapacitemos y nos acordemos de los necesitados, de aquellos que no tienen un empleo o que por la violencia, han perdido a sus seres queridos.

Y no es necesario que usted gaste sendas cantidades de dinero para hacer feliz a alguien que necesita, con un pequeño detalle, puede cambiar su estado emocional, ayude como pueda y donde se sienta cómodo, puede colaborar con instituciones que realizan labor social en favor de los pobres, enfermos o abandonados, o directamente ayudando a familias con carencias.

De esa entradita extra que usted tiene o tendrá, deje algo para la famosa cuesta de enero, recuerde que hay que comprar útiles escolares, uniformes y demás cosas que le pedirán en la escuela o el colegio donde estudian sus hijos, claro que es su plata, pero no la malgaste, generalmente compramos cosas solo porque están en oferta, aunque no las necesitemos.

El caso particular de la Universidad de San Carlos sobre su situación financiera, obliga a la mayoría de sus colaboradores no solo a apretarse el cinturón, sino a priorizar los gastos, las autoridades informaron que hacen el esfuerzo para pagar el aguinaldo antes del 15 de diciembre, sin garantizar tal situación, quedando pendientes otros compromisos como el salario de dicho mes, así que “en guerra avisada, hay muertos”.

Previo a tomar unos días de “descanso” entre comillas, porque lo único que hacemos es cambiar un poco la rutina, no me resta más que desearles una feliz navidad y un próspero año nuevo, que el niño Jesús nazca en sus corazones y que la pasen de lo mejor junto a su familia, especialmente quienes hacen posible ElSancarlistaU.

Cintillo de Opinión

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: