Dependencia económica como principio semiótico de la realidad

Por: Freddy Poroj

Se sabe que la economía de un país subdesarrollado es la que está condicionada por la expansión y desarrollo económico de otros. De ahí el proceso de constitución de un sistema mundial integrado por naciones que relacionan la mercancía, el capital y fuerza de trabajo, los cuales marcan las diplomacias desiguales y esto porque el desarrollo de unas partes es producido a expensas de otras, en donde los sistemas comerciales están basados en el control monopólico del mercado. Quiere decir que el subdesarrollo y el estractivismo forman parte de la ecuación en el orden económico internacional.

En este sentido se habla de países del tercer mundo, conocidos también como países en vías de desarrollo como por ejemplo: africanos, latinoamericanos y asiáticos que se encuentran muy débiles en cuanto a tecnología, y que dependen de sus exportaciones de productos semielaborados conocidos como materias primas, pesca, agricultura, entre otros. Y este último, como ciclo productivo, trae consigo de alguna forma una depredación del subsuelo de muchas regiones. Dicho término también incluye el analfabetismo en grandes extensiones geográficas debido a un crecimiento demográfico descontrolado. Contrario a los que poseen una industrialización muy avanzada porque gozan de tecnología de punta, lo cual produce riqueza que lleva a tener estándares de vida óptimos en término de salud y educación.

iconos05-07.jpg

Todo este sistema complejo forma parte del principio de realidad del Ser Humano (SH), y esto porque el SH no está en abstracto, es decir, necesita relacionarse con cada uno de los factores con los cuales convive diariamente, y esta convivencia pertenece a una de las clasificaciones mencionada arriba. Es decir, pareciera que los tercermundistas están destinados a producir para las industrias del primer mundo. Es evidente que cuando los países se integran al mundo económicamente hablando, lo hacen basados en sus ventajas comparativas que afortunadamente no son estáticas porque existen avances en cuanto a producción de recursos naturales. Sin embargo, “El mayor progreso de la capacidad productiva del trabajo, y la mayor parte de la habilidad, destreza y juicio con que ha sido dirigido o aplicado, parecen haber sido los efectos de la división del trabajo.” (Smith, 1776:21).

Desde el punto de vista semiótico en cuanto a su carácter denotado, la dependencia está íntimamente vinculada a la necesidad que se tiene de algo. Sin embargo, connotadamente hablando puede inferirse en la incapacidad del desarrollo de diversas actividades cuando las relaciones que se establecen entre ambos bloques, no cuentan con una calidad significativa que responda al reconocimiento de la fuerza productiva en la vida cotidiana. ¿Dónde queda entonces el planteamiento existencialista que reza “estamos condenados a ser libres”? Sartre tiene la respuesta.

amar-en-libertad

Quiere decir que la vida es relación, y esto porque si la calidad de significados con los que se cuentan para la interactividad son mutuamente compartidos, las realizaciones prácticas contribuirán al bienestar común de las sociedades y no haría falta una división del trabajo, El estudio de Smith (1776), plantea que la diferenciación de talentos naturales entre las personas, realmente es menor de lo que se cree; Asimismo, las diversas habilidades que distinguen a los hombres de diferentes profesiones, una vez que alcanzan la madurez, frecuentemente no son la causa sino el efecto de la división del trabajo.

Para poder entender las relaciones entre países categorizados por grados avanzados, es necesario estudiar los distintos significados que se tienen de los términos utilizados y hacer una revisión histórica de los bloques (occidente y comunista) otrora enfrentaban la llamada Guerra Fría. Al final, al estractivismo no hay que considerarlo solamente como una actividad primaria de exportación, sino también como una intensa explotación de recursos para favorecer a la industria que impera, no solo tecnológicamente, sino también culturalmente; en consecuencia el comportamiento humano colectivo e individual. Es aquí cuando esta frase cobra sentido, “La Economía es la ciencia que estudia el comportamiento humano como una relación entre fines y medios escasos, susceptibles de empleos alternativos”. (Robbins, 1932:16).

Fuentes:

  • Smith, Adam (1776). La Riqueza de la Naciones. Editor digital: Titivillus. Edición de Carlos Rodríguez Braun. Epublibre. México, D. F.
  • Robbins, Lionel (1932) An essay on the Nature and Significance of Economic Science. MacMillan, Londres. Tercera edición.

(Imágenes extraídas de: http://www.google.com)

IMG_20171231_145300_067

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: