Nada que celebrar y mucho que combatir

En una sociedad dormida, materialista, llena de espejismos y apariencias como la nuestra, celebrar  bajo cualquier circunstancia, no importando el motivo, parece ser algo normal. Hacer memoria de sucesos insignificantes para el desarrollo del país me parece una falta de respeto, y es una muestra de la crisis general que sufrimos.

Ya sea por la mercadotecnia, por falta de conocimiento o por el factor que usted prefiera atribuir, celebrar festividades extranjeras y adoptar las malas costumbres ajenas hace que los guatemaltecos nos estemos separando más. Hace unos días escuché una conversación de pasillo entre jóvenes donde el dilema era decidir si celebrar ¿Halloween u Oktober Fest?

Y me llamo poderosamente la atención ¿cómo algo tan superficial podía ser motivo de discusión entre estudiantes universitarios? ir a festejar algo que ni siquiera es parte de nuestra cultura… es alarmante, ver cómo a muchos jóvenes les importa poco o nada conocer lo que realmente pasa en el país, y menos prepararse académicamente para buscar el bien común.

¿No deberían los jóvenes guatemaltecos despertar y empezar a preocuparse por su futuro? ¿Porque no se cuestionan como podrían hacer para salir adelante?

¿Cómo deberían prepararse técnica o profesionalmente mejor, para enfrentarse a un mercado cada vez más competitivo?

¿Cómo emprender y cómo detectar oportunidades para hacer negocios?

Pareciera que el modelo de éxito que perciben los jóvenes guatemaltecos está relacionado con lograr todo rápido y con el mínimo esfuerzo, obteniendo dinero de forma fácil no importando el medio, ni tampoco las consecuencias.

Por esa razón les atraen este tipo de conmemoraciones donde pueden ser protagonistas y alimentan sus trillados sueños de ser  modelos, cantantes, actrices, narcotraficantes, símbolos sexuales y/o cualquier otro rol de celebridad sin cumplir con determinadas exigencias sociales y culturales para lograr el reconocimiento.

La realidad indica que la clave para tener éxito en cualquier aspecto de la vida y en el crecimiento como ser humano está asociada con la paciencia, la constancia, el esfuerzo, la perseverancia y el desarrollo de la voluntad, si los guatemaltecos imitáramos la décima parte de las buenas costumbres extranjeras, seriamos un país diferente.


Copiemos las buenas costumbres o conductas productivas, como: saludar, decir gracias y por favor, ayudar a los demás sin esperar recompensas, leer, ayudar en los quehaceres del hogar, estudiar a conciencia, trabajar y obtener ingresos propios, cuidar la naturaleza y animales, comer saludablemente, hacer ejercicio, practicar valores éticos y morales, Guatemala necesita que nos involucremos todos, crezcamos e imitemos las buenas costumbres, eso es cultivar la cultura propia.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: