A sus 76 años de edad las artesanías de barro son su único sustento

Es imposible no percibir sus pies descalzos, agrietados y maltratados por la suciedad de las calles, los caminos en mal estado y el lodo que se acumula en la carretera hacia jocotales, por donde Doña María Teresa vende sus artesanías hechas de barro por sus propias manos, viejas y resecas debido a los años.

Por: Alejandra González y Maynor de Paz

Doña Teresa a la edad de 76 años recorre a pie un arduo trayecto desde su casa alojada en el municipio de Chinautla, cerca de la Cruz Blanca en un camino lleno de piedras clavadas sobre la tierra que llega hasta jocotales y las otras colonias cercanas en las que logra vender todo lo que lleva en una caja que reposa sobre su espalda; amarrada por unas mantas viejas y unas hojas rotas de prensa.

Hay una gran cantidad de población que llega a la vejez trabajando o buscando trabajo. Entre los adultos mayores, la población económicamente activa (PEA) es predominantemente masculina y disminuye conforme avanza su edad, esto según de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Desde que tiene memoria ha trabajado el barro para salir a venderlo y ser el sustento que ha mantenido a su familia por años. Tanto sus padres como sus nietos, bisnietos y sus 6 hijos restantes, han aprendido el arte del barro como ocupación que se transmite a cada generación. Misma que se da en distintos pueblos de Guatemala desde la época prehispánica.

El Instituto Nacional de Estadística Guatemala (INE) analiza la pobreza por sexo en la que observa que la pobreza extrema y la pobreza general tienen mayor prevalencia en las mujeres. Por su parte la pobreza por grupo étnico, destaca la pobreza extrema en los indígenas.

Camino a la colonia Santa Faz Doña Teresa se acompaña de su bisnieta Claudia, una pequeña de 13 años, de semblante alegre y  tierno. Quien también sale a vender campanitas colgantes, barnizadas y creadas por ella, junto a unas vasijas de distintos tamaños, todas hechas de barro. Claudia además de dedicarse a la misma labor que su bisabuela, cría pollos y gallinas para venderlas y crear un poco más de ayuda económica para sus padres.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Guatemala es el país centroamericano en el que más niñas, niños y adolescentes trabajan. Las últimas estadísticas muestran que alrededor de 507.000 niñas y niños guatemaltecos de siete a catorce años trabajan. De este grupo de niños y niñas, un 12% trabaja y estudia; un 8% sólo trabaja

La propia naturaleza es la que les da la tierra y el monte que utilizan como materiales de trabajo para sus artesanías. El monte con el que queman el barro lo sale a buscar el esposo de doña Teresa, quien tiene 85 años “ya está viejito” comenta, con una risa burlesca pero muy tierna al recordar la edad de su acompañante de juventud y vejez.

Su labor consiste en elaborar mes con mes su alfarería. El tiempo se debe a lo tardado que es el proceso. Primero deben crear el barro con sus respectivos materiales, luego formar cada una de las piezas con sus manos y moldearlas hasta darles la forma deseada y añadirles los detalles que lleva cada una de las piezas. Al finalizar se deja reposar por 20 días aproximadamente para que sequen y por ultimo las colocan al fuego con monte y pequeños palos para mantener la llama encendida en hornos de piedra.

El color de cada una depende del tiempo que lleven en el fuego, lo que hace que se tornen las vasijas de color claro (barro blanco) u oscuro (ladrillo). Estas varían el precio que va desde Q5.00 para adelante, según los detalles que llevan más tiempo hacerlos y el tamaño de cada uno.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) demuestran que Algunos países han tardado muy poco en alcanzar índices de envejecimiento superiores a 70 personas de 60 años y más por cada 100 menores de 15 años (como Cuba y el Uruguay en 2005), mientras que a otros les ha tomado mucho más tiempo incrementar este índice (como la República Dominicana, Honduras y Guatemala). Sin embargo, se prevé que, en las próximas décadas, en los países que hoy se ubican en las fases más incipientes del proceso (Honduras y Guatemala), el porcentaje de aumento del índice de envejecimiento sea más elevado.

Al finalizar su venta Doña Teresa guarda el dinero que logro recaudar en una de las mantas, escondiéndolo cerca de su pecho. Se levanta con fuerza del suelo donde permaneció por horas esperando vender sus últimas creaciones y emprende muy feliz el retorno hacía su morada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s