Valkirias, las chicas del Rugby

“Antes de desarrollar talento necesitas encontrar de donde sacarlo”.

Valkirias es un grupo femenil de rugby que busca masificar el deporte en Guatemala contagiando a mujeres de distintas edades, ya que tanto la más pequeña como la más grande son importantes en el equipo. Su intención es poder llegar a cada chica enseñándoles que ellas puedan desarrollarse como personas y como jugadoras.

Por: Alejandra Gonzalez y Maynor De Paz

Tenemos selección, queremos que nuestras chicas sientan la confianza en sí mismas para llegar lo más alto que ellas quieran. Nosotras damos nuestro tiempo para verlas a ellas triunfar”.

Iniciaron en abril de 2016 pero no pudieron continuar  ya que no se juntaron equipos para poder jugar una liga. En 2017 no hubo rugby femenil hasta el presente año. Iniciaron 4 mujeres en el equipo de las cuales algunas se volvieron entrenadoras quienes son las que ahora se encargan del equipo. Actualmente son alrededor de 20 chicas que llegan de manera constante, otras solo llegan de vez en cuando. El club está formado por 30 personas, entre junta directiva, entrenadores y jugadoras. Cuentan con tres instructoras: Alondra Monge, jugadora de rugby tica; Karla Mollinedo seleccionada nacional y Muguette Pellecer ex jugadora.

El deporte nació en Inglaterra en 1823 y fue hasta el 29 de octubre de 2013 que nació como Asociación Guatemalteca de Rugby en el país y que está bajo la tutela de la CDAG Deporte que actualmente se juega en 110 países.

Desde el 2017 no existe la liga de Rugby de contacto físico, ese año hubo para todos los equipos escasez de chicas. Por lo que en 2018 la federación tomo la decisión de implementar el “Rugby tag”, donde las chicas retiran una tira que va pegada en la cadera, al retirarla eso simula un tackle. Utilizan está metodología para que las mujeres aprendan del deporte y cambien la perspectiva que tienen de este. Aun cuando el rugby si es un deporte de contacto muchos piensan que solo los hombres son fuertes por ello en Valkirias buscan demostrar lo contrario.

A mediados de año una de sus jugadoras recibió el premio a “Jugadora revelación” (mejor jugadora nueva). Al ser el equipo más reciente que tiene la liga no han tenido grandes premios. Han sido segundo lugar en torneo nacional, a pesar de las circunstancias que no son las mejores; son pocos equipos y algunos de departamentos que no siempre pueden jugar en la capital.

En la actualidad existen aproximadamente 10,500 participantes mujeres de rugby desde Guatemala hasta la punta sur del continente. Encabezando esta lista Brasil con 2,567 participantes. Guatemala es uno de los países minoritarios pero con un crecimiento constante. Según esta estimación realizada por Sudamericarugby en el año 2016 el país cuenta 45 jugadoras, 6 entrenadoras y 4 árbitras.

Según Muguette Pellecer no se ve a dónde se va el apoyo económico que el comité olímpico entrega. Los equipos se mantienen con el dinero que los jugadores pueden recaudar. Lo único que se les brinda es un kit con balones al inicio de la formación del equipo. Lo demás son cosas que las chicas con más experiencia aportan cuando pueden. “Siempre le dan más dinero a la selección masculina que a la femenina. Les prestan más interés a los hombres que a las mujeres”.

Las entrenadoras lo hacemos porque amamos este deporte y nos ha dado mucho aprendizaje y lindas experiencias”

Por ello no desean que falten solo por no poder cubrir una cuota. Los requisitos que piden a cualquiera que desee entrenar son el querer aprender un deporte nuevo, tener compromiso con el equipo y cumplir con entrenos y partidos. Los entrenos son totalmente gratuitos. Su idea es no pedir dinero, ellas entienden que llegan personas de diferentes clases sociales y lugares.

“No tenemos edad límite. Tratamos que las chicas lleguen a partir de los 13 hasta que el cuerpo aguante”. La jugadora con más edad tiene 45 años. Aceptan a toda aquella que quiera ser parte del equipo, incluso muchas jugadoras son madres solteras que llevan a sus niños para participar también en algunas actividades.

Ellas además de instruir se encargan de inculcar compañerismo y responsabilidad. Alondra una de las entrenadoras cree que el rugby se trata de valores. No solo es un deporte donde llegas a jugar. Tratan de enseñarle a las chicas a compartir entre ellas y los demás equipos. Tienen una tradición que llamada “Tercer tiempo”, donde los equipos que acaban de jugar van a un restaurante a comer juntos. Para demostrar que dentro de la cancha son equipos diferentes, pero fuera de ella todos son una familia.

“Solo ayudamos para poder tener más chicas, queremos empoderar a las mujeres. Queremos que todos los equipos femeninos tengas más chicas. Queremos que el rugby femenino sea cada día más grande”.

Anteriormente tenían entrenos en la USAC, en las canchas de cemento de basquetbol, pero debido a la escases de participantes tuvieron que dejarlo momentáneamente. “Tenemos entrenadoras preparadas y gimnasio gratuito. Solo necesitamos las jugadoras” Esperan el próximo año volver abrir los horarios de las practicas que se daban en la universidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: