Si el liderazgo fuera mujer

No fue hasta hace algunos años que la mujer tuvo la oportunidad de comenzar a tener protagonismo en las sociedades del mundo, por supuesto, en ciertos sistemas antes que otros. En el nuestro podemos reconocer a: María Chinchilla, Myrna Mack, Rogelia Cruz, entre otras en una larga lista, quienes en su época sus voces fueron calladas por la represión violenta.

En la actualidad, en específico en la Universidad de San Carlos ha resurgido un nuevo liderazgo estudiantil con rostro de mujer; Lenina García, secretaria general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU),  ha dado un respiro a la esperanza, su participación ha sido activa. Quienes hemos tratado con ella en persona, notamos su pasión por lo que hace, además de su enorme compromiso. Ella entiende que el ingrediente principal para sacar adelante la lucha contra la oscuridad,  es la constancia.

La segunda edición del paro del 20 de septiembre, representó un recordatorio al mandato; que no vamos a desistir a pesar de sus intentos por reprimirnos. La constante revive las antiguas movilizaciones que surtían efectos, una característica de la excelente capacidad para dirigir de Oliverio Castañeda de León. De la misma forma, Lenina promueve alianzas entre las distintas agrupaciones, mantiene relaciones y accesibilidad para todos los estudiantes.

Sosteniendo la manta de la AEU, Lenina encabezó junto con varias mujeres pertenecientes a las diferentes comisiones del secretariado, el movimiento que tendría que dar lugar a muchos más. Las movilizaciones deben lograr un efecto en cadena. Aunque reestructurar una organización estudiantil de tal gama como la AEU no es una tarea fácil, requiere de una habilidad para solventar situaciones de interés crítico.

Como ejemplo para relacionar: tras la masacre de Panzós, Alta Verapaz en 1978, Oliverio junto con algunos integrantes de la Asociación fueron directamente a la Federación Autónoma Sindical de Guatemala (FASGUA) para lograr una resolución y coordinar una manifestación en contra de tal atrocidad, tenía un acercamiento empático con los sobrevivientes, con quienes se reunía, era un compromiso total.

Lenina proyecta la misma actitud de empatía hacia las situaciones actuales, actúa de inmediato con respecto a las decisiones tomadas por el gobierno, esta relación nos da un halo de felicidad genuina, no cabe duda que seguiremos avanzando,  a pesar de la insolencia del mandatario con respecto a las decisiones que pretenden impedir un proceso correcto de la justicia en el país.

Jimmy se impone a proteger sus intereses propios, asimismo, el pueblo luchará por los que le corresponden, ya hemos tolerado durante tantos años los mismos tratos y la repulsiva miseria, no vivamos en una burbuja de felicidad falsa. Los universitarios contamos una líder poderosa y capaz, aliémonos con ella, unámonos y usemos las herramientas a las que tenemos derecho a nuestro favor.

El hecho que por fin una secretaría general de la universidad la ocupe una mujer me recuerda al poema de Mario Benedetti: “Si Dios fuera mujer”, porque expresa que si fuera así, las cosas no serían violentas y tormentosas, al contrario, serían sutiles, calmas; cálidas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: