Asesíname, es fácil, soy mujer

Hasta el mes de junio del presente año, han muerto 452 mujeres, víctimas de la violencia, dato menor comparado con el sexo masculino. ¿Por qué entonces se considera que existe femicidio?

Por: Wendy Capuano

María, recuerda con lágrimas la vez que escapo de la muerte, cuando ella y sus hijos se escondieron entre matorrales a mitad de la noche, porque su esposo ebrio les buscaba con machete en mano, para acabar con sus vidas.

“No fue esa la única vez, hubo muchas otras, pero aun somos pareja, ¿Por qué, con quién más puedo estar después de 25 años de casados?”; comenta María con la mirada al piso, condescendiente con su situación.

Como este caso, miles de mujeres sufren violencia intrafamiliar, son violadas, utilizadas para actos delictivos e incluso asesinadas por sus propias parejas, familiares, compañeros de trabajo o estudio.

Según informes del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), a mediados del presente año existen 6,181 mujeres que han tenido un reconocimiento médico por delito sexual y 1,392 mujeres con lesiones compatibles con maltrato.

Respecto a homicidios de féminas, son 452 casos, de los cuales 274 murieron por arma de fuego, 46 por arma blanca y el resto por asfixia y desmembración.

Los homicidios ocurridos en lo que va del año, se categorizan como femicidio, según se describe en la Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia Contra la Mujer en su artículo 3: “Muerte violenta de una mujer, ocasionada en el contexto de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, en ejercicio del poder de género en contra de las mujeres”.

RAICES DE MUERTES VIOLENTAS

“Las causa pueden ser diversas,  un tanto culturales en el tema de machismo y de la saña por la que se puede dar muerte a una mujer por problemas intrafamiliares, un ataque por ajuste de cuentas, por situaciones que tengan que ver con crimen organizado”; indica Pablo Castillo, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC).

“Se ha visto la participación de la mujer en crímenes,  en la entrega de celulares, prestando sus cuentas bancarias y cobrando  las extorsiones, lo cual la coloca en una posición de  vulnerabilidad ante las pandillas e imitadores de estos”, agregó Castillo.

Se utiliza a la mujer como parte de una sociedad donde predomina el Patriarcado, como indica Alicia Rivas, psicóloga clínica: “en nuestra cultura nos enseñan que el hombre es la figura de poder y que tiene el derecho de decirte algo, inclusive opinar que ropa nos ponemos o no”.

Cabe recalcar que vivimos rodeados de imágenes subliminales de mujeres con poca ropa, canciones que invitan al sexo casual, incluso en el  cine, la mayoría de películas utilizan a la mujer como objeto de deseo.

“El machismo siempre ha existido, es tan normal en nuestra sociedad, en las redes sociales lo podemos ver, donde se juzga a una mujer por lo que se pone o lo que hace, que inclusive cómodamente se le trata de fácil”; agregó Rivas.

CORRUPCIÓN, PARTE DEL PROBLEMA

“Mal esta una sociedad que no puede proteger a sus mujeres y a sus niñas”; expone Edgar Celada, Jefe de la División de Justicia y Seguridad Ciudadana del Instituto Nacional de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (IPNUSAC).

A lo cual Celada agrega: “existe una violencia desbordada que afecta tanto hombres como  mujeres, una sociedad injusta donde no hay igualdad, donde hay impunidad, aquí el contratar a alguien para matar es muy sencillo”.

Lamentablemente uno de los casos más emblemáticos de femicidio en Guatemala es el de Cristina Siekavizza, quien el 6 de julio cumplió 7 años de su desaparición y a pesar de las pruebas presentadas en el juicio, el caso se encuentra entrampado.

Según estadísticas del Centro de Información, Desarrollo y Estadística Judicial (CIDEJ), en lo que va del 2018 solamente 92 casos han sido ingresados como femicidio y de estos, se ha dictado sentencia a 41.

EVITAR, PARA NO LAMENTAR

“En las familias deberían trabajar en esto. Desde que son niños hay que ayudarles a formar un criterio, ya que desde pequeños se nos enseña que la mujer a la cocina y el hombre al taller”; comenta Dulce Hernández, estudiante de Ciencias Políticas.

A partir el año 2008 se crearon Secretarías de la Mujer y Departamentos específicos en distintos Ministerios, tal el caso del Ministerio Público, que tiene una aplicación que posee un botón de pánico en caso de emergencias y que puede ser descargado desde el APP Store.

“Tenemos una unidad específica de investigaciones por femicidio, campañas de prevención y el numero directo para denunciar al 1561, 1574 por extorsiones, 1577 para narcotráfico o nuestras redes sociales”; indicó Castillo, vocero de la PNC.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: