Percepciones confusas

Las elecciones generales se acercan y con ellas una serie de confusiones sobre qué pensar, sobre a qué bando nos inclinaremos esta vez. Ya tuvimos una mala experiencia en las elecciones anteriores al creer que porque un actor político es nuevo o parece nuevo en el ámbito significa algo mejor, una oportunidad correcta.
Sin embargo, el estado político de Guatemala ha estado en crisis por años y difícilmente esto cambie. Pues tan solo se han mostrado pequeños indicios, la división de la sociedad no permite un desarrollo pleno que genere opinión pública de valor, mucho más interesa cualquier banalidad más que el promover un verdadero cambio social.
La conformación de candidatos ha sido una verdadera disputa, pues corrientes de opinión se han generado con respecto a la credibilidad de cada participante. Lo primero que deberíamos entender es que en la política todo es estratégico, nada es hecho porque sí, ni en favor a nadie más que para el político y sus intenciones.
En el marco estudiantil, tenemos que comenzar a evaluar que necesitamos un gobierno que se preocupe por cumplir las necesidades de la USAC, necesitamos educación superior de calidad, en condiciones estables. Las elecciones representan el cambio de toda la estructura del Estado, esperemos esta vez no mantengan a los mismos personajes.
Ahora bien, es importante para los sancarlistas entender que, con una nueva administración en rectoría, la elección de un nuevo mandatario representa vías de desarrollo o bien, empeorar o permanecer igual. Debemos elegir a un candidato que llene las expectativas de lo que realmente necesitamos, y que desee cumplir con el mandato constitucional.
Para aclarar el panorama, un aproximado de 10 partidos políticos figuran como participantes a las elecciones tan próximas. Entre ellos se encuentra la más conocida, ex Fiscal General, Thelma Aldana, quien es una de las candidatas que más simpatiza al menos con sectores mayoritarios. Sin embargo, algunos cuestionan que utilizó su puesto como trampolín político y que todos sus logros se trataron de espectáculo para conseguir popularidad.
Por otro lado, se encuentra aún en decisión el alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, quien hace años planea el postularse para ser presidente de la República. Escobar destaca por ser un excelente político, en el sentido estratégico. Sus logros no son más que puras apariencias, es bastante similar a la metodología de Arzú. Actúa e implementa proyectos que benefician al pueblo, pero tan solo son superficialidades que cubren ciertas necesidades, y la gente es feliz así.
Lo ideal es analizar las acciones de cada candidato para escoger a uno que no solo beneficie a un sector de la sociedad, sino que tenga un factor en común que se acople a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: