Moriremos en la lucha si es necesario

Hace 11 meses pobladores de distintos pueblos guatemaltecos han permanecido frente a la Corte de Constitucionalidad (CC), en condiciones infrahumanas por un solo motivo, el amor a sus tierras.

Por: Alejandra González y Maynor de Paz

Se alojan en un campamento que cuenta con 3 ambientes para convivir, cada uno formado por un toldo. La cocina está conformada por un mueble que almacena los condimentos para la comida, dos mesas y una pequeña churrasquera con carbón. Además de un pequeño espacio acompañado por una imagen de la Virgen de Guadalupe, rodeada por veladoras y sillas plásticas que utilizan para poder descansar en las horas de turno.

El último ambiente donde pernoctan, está improvisado por colchonetas sostenidas por tarimas que resguardan a sus huéspedes de las frías y a veces lluviosas noches frente a la CC.

Gregorio, Irineo, Romero y Kennedy son originarios de Mataquescuintla, Colis  y Jalapa. Ellos relatan sobre la rutinaria travesía para mantener en pie su lucha.

A bordo de Pick Up, salen de sus hogares las personas para relevar al medio día al turno que llegó un día antes conformado por grupos de aproximadamente 10 personas de distintos municipios.  El tiempo del recorrido es de aproximadamente dos horas.

Cada persona que participa en la resistencia es representante de una familia, quien contribuye con presencia y compañerismo, compartiendo los pocos recursos que poseen. Ya que los gastos son subsidiados por cada uno y no pueden detener sus actividades cotidianas. La mayoría de ellos se dedica a la agricultura.

Don Kennedy mientras se acomoda el sombrero menciona como cada grupo se organiza para traer comida y poder compartirla entre los miembros de su equipo, “de nuestras casas traemos cada quien nuestros alimentos para comer aquí y compartir con nuestros compañeros. Algunos traen duraznos que están en época de cosecha, otros sopas instantáneas, frijoles y café para poder calentar en la churrasquera”.

Kennedy Revolorio en la cocina del campamento frente la Corte de Constitucionalidad. (Foto por: Ruben David Lacan).

Distintos municipios se han organizado, con el único afán de hacerse escuchar frente a las autoridades. La minera San Rafael está cumpliendo 401 días sin extracción minera esperando una resolución por parte de la  CC.

Cada grupo de personas que parten de sus comunidades cada día a sufrir inclemencias del clima, dormir hacinados sobre tarimas y arriesgar sus vidas en la segunda urbe más violenta de Centroamérica, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP) son peligros a los que se exponen las personas que conforman la resistencia instalada frente a la CC.

“En los diferentes accesos a la minera San Rafael hay grupos de personas organizadas para impedir que ésta trabaje ilegalmente, ya que está suspendida. A cada vehículo o persona que entra se les revisa uno por uno para impedir el acceso de maquinaria o herramientas de trabajo. Es fruto de la organización”. Comenta Irineo y don Romero.

De acuerdo a su segundo informe trimestral, la suspensión de la Minera San Rafael desde el 5 de julio de 2017 ha significado 15.6 millones de dólares en pérdidas para Tahoe Resources Inc. con sede en Nevada, Estados Unidos. El nuevo presidente ejecutivo Jim Voorhees quien asumió el puesto recientemente, dijo que está en sus máximas prioridades resolver el conflicto en la emblemática mina de plata de Tahoe.

En el cuaderno llevan el control de lo que pasa cada grupo, cada día, desde hace once meses. (Foto por: Ruben David Lacan).

Hace Aproximadamente 3 meses supuestos empleados de La Mina San Rafael instalaron igualmente un campamento; también frente a la CC, con el fin de presionar   a los Magistrados para que resuelvan de manera favorable a favor la mina.

Según los compañeros que defienden sus tierras, estos que ahora han llegado están a favor de la extracción de los minerales porque están siendo sobornados por los miembros de la minería.

“A nosotros ni porque nos paguen miles vamos a renunciar a aceptar que continúen trabajando y dañando el territorio guatemalteco. Si es necesario moriremos en la lucha por defender nuestro territorio, pensando en nuestras futuras generaciones”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: