El discurso social

Por: Freddy Poroj

Más que sociólogo y antropólogo, fue un gran exponente de la semiología tanto así, que es considerado como el padre de la semiosis social, en esta oportunidad me refiero explícitamente a Eliseo Verón, uno de los teóricos que establecen parámetros en el discurso social, siguiendo la línea de Peirce.

Para Verón (1993) tener capacidad de producir sentido es lo más importante en una sociedad. Aunque no se centra directamente en este, ya que según él, cambia de acuerdo a quien lo escucha, por consiguiente, le da mayor énfasis a la producción y al reconocimiento. De ahí la calificación semiósica como histórica, social e infinita. Asimismo, construyó una teoría sobre los fenómenos colectivos preguntándose cuáles de estos se tornan socialmente significativos. Al hablar de ideología, el autor se refiere a una teoría general de producción social de sentido, no como tipo de discurso, sino como una dimensión de discursos socialmente determinados, lo cual significa una forma de organizar ideas, o sea la manera en la que el sujeto se sitúa en el mundo.

La palabra discurso es amplia en cuanto a significaciones ya que se refiere a varias cuestiones eminentemente sociales. Lo primero que evoca este término es lo oral o escrito. Lo cual lleva a la definirlo como una expresión de un conjunto de palabras (con las dos opciones descritas arriba) con el propósito de informar, convencer o bien entretener. Si se tratara estrictamente a una exposición oral de una extensión del conocimiento lo limitaríamos a una estructura sintagmática de ideas.

Imprimir

Pero también se entiende como aquél dominio general de todos los enunciados, o bien el conjunto de estos que dependen de una misma formación discursiva, es decir, una configuración espacio-temporal de sentido. En ocasiones, como se mencionaba anteriormente, suele ser calificado como sinónimo de texto. Pero si se considera al enunciado como discurso, los procedimientos que deben utilizarse serán estrictamente de naturaleza deductiva, lo cual llevará a proceder a un análisis de cada uno de sus componentes.

En el Diccionario de semiótica se explica que “puede ser identificado con el proceso semiótico, y es posible postular que el conjunto de los hechos semióticos localizados en el eje sintagmático del lenguaje, pueden ser explicados a partir de la teoría del discurso.” Albano (2005:79). Si un texto es una complementación sígnica codificada contextualmente para conformar una unidad discursiva con sentido, quiere decir que el discurso estará conformado por ese texto que demanda un contexto para que el mensaje adquiera el sentido que el emisor pretende que sea.

Es por eso que vale la pena destacar, lo descrito en el documento citado, en cuanto a que la discursivización posee tres componentes que consisten en la creación de un mecanismo, que fundamenta los actores inscritos en lo espacial y temporal, donde se insertarán programas narrativos que provienen de las estructuras semióticas: actorialización, temporalización y espacialización; en donde los antropónimos, cronónimos y topónimos, respectivamente, adquieren vigencia. Y esto porque la discursivización se opone a la textualización que incide en la segmentación de un texto en componentes. Ya que por el contrario, propone la exposición de reglas de formación y producción de discursos. “…el concepto de discurso abre la posibilidad de una reformulación conceptual, con una condición: hacer estallar el modelo binario del signo y tomar a su cargo lo que yo llamo “pensamiento ternario sobre la significación”, sepultado bajo cincuenta años de lingüística estructuralista.” Verón (1993:122).

polarizacion.jpg

En efecto, para entender la teoría de los discursos sociales, es necesario un conocimiento previo de semiosis, ya que estos son un conjunto de hipótesis, como explica el autor, sobre los modos de funcionamiento de dicho proceso. Para ello recomiendo la lectura de los artículos: (https://elsancarlistau.com/2018/03/19/semiosis-proceso-decodificador-social/), (https://elsancarlistau.com/2018/03/26/semiosis-proceso-decodificador-social-segunda-parte/) y (https://elsancarlistau.com/2018/04/02/el-marco-referencial-del-signo/). Además, tampoco puede hacerse de menos el trabajo de Angenot, quien define al discurso social como “…todo lo que se dice y se escribe en un estado de sociedad, todo lo que se imprime, todo lo que se habla públicamente o se representa hoy en los medios electrónicos.” (2010:21). Y por supuesto, la clasificación o tipos de discursos que han plasmado varios teóricos en el campo de la semiótica, como Pedroni e Interiano, que en su momento serán descritos.

Fuentes: 

  • Albano, Sergio; Levit, Ariel y Rosenberg, Lucio (2005). Diccionario de semiótica. Grupo Editor Montressor. Santa Fe, Buenos Aires, Argentina.
  • Angenot, Marc (2010). El discurso social. Los límites históricos de lo pensable y lo decible. Siglo veintiuno editores. Bruselas.
  • Verón, Eliseo (1993). La semiosis social. Fragmentos de una teoría de la discursividad. Editorial Gedisa, S. A. Barcelona, España.

(Imágenes extraídas de: http://www.google.com)

IMG_20171231_145300_067

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: