Melky Campa: “Sí se puede vivir de la música”

Por: Víctor Manuel de León

En Guatemala es común relacionar a los músicos con un nivel de vida que se aleja de los estándares de bienestar que gozan otras profesiones. Melky Campa, músico profesional, nos relata la experiencia que durante los últimos años ha recogido en su paso por el circuito de bares y restaurantes del territorio nacional.

¿Qué impulsó el inicio de tu carrera dentro de la música?

Todo empezó por la sugerencia de un amigo para participar en un grupo musical, a su vez, me instó a meterme en una academia donde tuve la oportunidad de conocer a Kenneth Arriaza, un músico que me motivó a meterme de lleno en esto de la música. En un principio tuve el papel de acordeonista dentro de la banda, pero la necesidad de tener un tecladista me llevó a conocer el piano, que es el instrumento que actualmente ejecuto.

¿Cómo han sido los años de trabajo dentro de esta profesión?

Como todo trabajo algunas etapas son difíciles, por ejemplo al momento de integrar un conjunto musical cada persona tiene una idea de lo que quiere y muchas veces no se logra coincidir de forma efectiva. Pero en general, los cinco años que llevo dedicándome a esto han sido muy positivos, ya que he tenido oportunidad de conocer a mucha gente que hoy son buenos amigos. Lo mejor es que en algún punto esto dejó de ser un trabajo para convertirse en una convivencia, lo que me ha facilitado continuar.

Foto 3

 ¿Qué impacto tiene esta profesión en la vida personal del artista?

A mí me cambió la vida. Considero que ser músico dista mucho de las demás profesiones, en este ambiente se tiene la oportunidad de conocer muchas personas muy interesantes. En mi caso pasé de bachiller industrial a músico, lo que generó un  impacto mayor en mí. En la parte económica he logrado obtener mayores beneficios de los que pude haber obtenido dentro de una oficina atado a un horario. Como músico tengo la oportunidad de disponer de una buena cantidad de tiempo para disfrutar con mi esposa y mi hija.

¿Cómo es el mercado del entretenimiento en el país?

Es bastante competitivo, en especial porque estamos presenciando un crecimiento en la industria musical del país. Sin embargo, aún no se le da al músico el lugar que se merece. Uno de los problemas es que las personas encargadas de los negocios buscan más de lo mismo, lo que impide tener una libertad creativa por parte de los artistas. Los géneros de moda, como la cumbia, invaden los distintos rincones de los bares y restaurantes, lo que complica abrirse camino proponiendo algo distinto.

Foto 1

Por último, en Guatemala ¿es posible vivir de la música?

Sí, sí se puede, pero considero que debe ser a través de un proyecto sólido. Una buena parte de los grupos que se ven en los distintos negocios tienen la característica de cambiar de músicos a cada poco, lo que impide darle credibilidad a la banda. Por otra parte, existen varias personas que se están dedicando de lleno a esto y generando buenos ingresos, ya sea como músicos o productores. En conclusión, sí se puede vivir de la música, una vez se tenga claro a dónde se quiere llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: