El mundo narrativo

Por: Freddy Poroj

Al exponer qué es un mundo narrativo se hace alusión a aquéllos universos ficticios, pero estructurados, los cuales el autor va creando con palabras en una obra literaria. Estos poseen sus propios códigos que dependiendo del género, dictarán cómo el lector deberá comportarse para entenderlo.

Si la literatura es capaz de generar mundos imaginarios, no se excluye la posibilidad que se parezcan al real, es decir, en el cual nos desenvolvemos diariamente; empero, podrán no parecerse, ya que poseen elementos o acciones imposibles en la vida cotidiana. Para fines académicos, se describen algunos tipos de mundo que se dan dentro de la literatura; por supuesto, no se pretende agotar las posibilidades de la existencia de otros: realista, fantástico, maravilloso legendario, ciencia ficción, mítico, utópico, distópico, real maravilloso y onírico.

El realista se entiende que es el que inserta la manera en que el escritor tiene la imagen de su realidad en la cual describe el diario vivir de un lugar en específico en un tiempo determinado. Pero existe el fantástico, donde el tipo de mundo que describe también es realista, pero lo que se lo impide totalmente es el quiebre de su realidad al ofrecer nuevas posibilidades de vida: en este se puede volar. Además, tiene mucha relación con lo sobrenatural e inexplicable, no es lúcido que sucedan cosas anormales. En cambio en el maravilloso legendario suceden cosas mágicas, es decir, jamás se da un quiebre con el mundo real; en este es normal que existan personajes con habilidades que un humano no tenga, incluso objetos y animales que adquieren personificación.

carol

El de ciencia ficción, va surgiendo paralelo, o bien se le adelanta, a la ciencia. En este se trata no solo de imaginar el futuro, sino proyectar el estado actual de la ciencia. No quiere decir que se describan cosas solamente futuristas, sino también, problemas actuales que se deben afrontar y darles solución. En el caso del mítico lo realizan todos los pueblos o sociedades cuando se quiere explicar el mundo de alguna forma, antes que surja una explicación  científica o racional. En este se inventan dioses que le dan sentido a la existencia humana, incluso se responden a las interrogantes filosóficas más complejas como ¿quiénes somos?, ¿Qué somos? y ¿hacia dónde vamos? Por lo general, son narraciones que establecen un imaginario religioso conformado por deidades e incluso, fuerzas sobrenaturales. El utópico, del griego (u topos), que significa sin lugar, no hay lugar. Describe un mundo que no es o que no existe. Aquí el escritor crea un mundo donde los problemas del ser humano están resueltos, pero también es el tipo de escritura que genera una crítica proponiendo a su vez modelos sociales y de gobierno. De ahí que “El escritor comprometido sabe que la palabra es acción; sabe que revelar es cambiar y que no es posible revelar sin proponerse el cambio.” Sartre (1967:53)

Contrario al anterior, está el distópico, cuya función es describir a la sociedad que se encuentra inmersa en el caos y otras situaciones que atentan contra el bienestar. Este tipo de mundo empezó a desarrollarse o bien, adquirir vigencia en el momento de choques ideológicos, específicamente entre las sociedades capitalistas y socialistas. En el real maravilloso, sobresale Alejo Carpentier, uno de los literatos más importantes de Latinoamérica. En la narrativa de sus obras es notoria la realidad que ocurría específicamente en América Latina por lo diversa y heterogéneas que eran las sociedades, así como sus influencias religiosas, riqueza cultural que poseían, entre otros factores.

Por último el onírico, el cual es relativo a los sueños; en estos el mundo es extraño y confuso e intenta reproducir la falta de lógica en este, ya que no siguen una linealidad que se tendría en un mundo realista. En este predominan las sensaciones acerca de las racionalizaciones. Tanto la literatura antigua, como la moderna y contemporánea, han marcado la forma de pensar y escribir de la humanidad, plasmando en esta, el desarrollo del sentimiento, valores, fantasía, entre otros.

noticias_20498_640x480

Pero más allá de las ideologías particulares de cada literato, todo lo que abarca el actuar y pensar del hombre, desde la antigüedad hasta nuestros días, se vale de la escritura teniendo la seguridad que alguien se ocupará de darle vida a cada artificio gráfico. Es por eso que “… la operación de escribir supone la de leer como su correlativo dialéctico y estos dos actos conexos necesitan dos agentes distintos. Lo que hará surgir ese objeto concreto e imaginario, que es la obra del espíritu, será el esfuerzo conjugado del autor y del lector. Sólo hay arte por y para los demás.” Sartre (1967:68) 

Fuentes:

  • Sartre, Jean (1967). ¿Qué es la literatura? EDITORIAL LOSADA, S. A. Buenos Aires, Argentina. Cuarta edición.

(Imágenes extraídas de: http://www.google.com)

IMG_20171231_145300_067.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: