33 años después del allanamiento de las instalaciones de la USAC surge nuevamente el Movimiento estudiantil.

Han transcurrido 33 años desde que el ejército de Guatemala, ocupó las instalaciones de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
Era el tercer día del mes de Septiembre de 1985, cuando los militares entraron a la Alma Mater.
El rector de nuestra casa de estudio era Meyer Maldonado que pocos meses después estaría ocupando un puesto como Ministro de Educación, hecho que fue cuestionado por los estudiantes universitarios y que en su momento fue catalogado como una traición a la universidad.
El honorable constituido por los representantes de asuntos estudiantiles de cada facultad se encontraban reunidos, se preparaba un paro a nivel nacional, estos fueron avisados por un rey feo para que terminaran la reunión y se dispersaran porque el ejército había llegado e ingresado a la universidad con tanques y armamento bélico.
Habían asesinado a un par de estudiantes que trataron de escapar.
Todos lograron salir como patas de pluma sin ser detectados por los caibiles.
Las instalaciones de todas las asociaciones fueron saqueadas, se llevaron todos los archivos donde aparecían los nombres de todos los dirigentes estudiantiles.
A raíz de estos hechos la persecución de los estudiantes se aceleró.
Muchos líderes abandonaron la universidad y algunos hasta el país.
El movimiento estudiantil fue golpeado y desarticulado a tal extremo que la AEU fue tomada por estudiantes infiltrados a favor del gobierno, desde entonces todas las elecciones fueron cuestionadas y durante más de 18 años fueron los mismos los que ocuparon la máxima representación estudiantil, la cual fue desconocida hasta el año pasado. Es así como nuevamente surge el movimiento estudiantil genuino.
La semana del allanamiento, se decretaba aumento al pasaje del transporte urbano, los maestros pedían aumento, una constituyente hacia los preparativos para nuevas elecciones que serían ganadas por Vinicio Cerezo que iniciarían el engaño de los acuerdos de Paz.
Detrás de una apertura a la democracia siempre se han ocultado disfrazadas las dictaduras militares. Entre disturbios y manifestaciones otros salían a la pepena de los negocios.
El presidente de facto de aquel entonces hacia alarde de sus maniobras: “El ejército no tenía por qué pedir permiso para ocupar la USAC” el general Mejía Victores procedente de un golpe de estado ocupaba el poder.
Campesinos, maestros, obreros y estudiantes manifestaban constantemente en contra de las medidas tomadas por el gobierno, este último decretaba el estado de sitio, no había seguridad alguna, la policía y los militares capturaban a los manifestantes y eran acusados de saqueadores de la empresa privada.
Universidades de Alemania, Francia, Cuba, Costa Rica, Nicaragua y otras se pronunciaban en contra de tal allanamiento, la constitución de la republica era violada una vez más y se quebrantaba la autonomía universitaria. Dos meses después se realizarían las elecciones y llegaría el engaño de los gobiernos civiles que poco durarían, y que se disfrazarían de títeres de las dictaduras militares, hoy todo parece no haber cambiado mucho.
La sociedad está en desacuerdo con el gobierno actual, el antagonismo se agudiza cada día más y más. La universidad proclama un nuevo rector de quien se espera mucho o poco pero la verdad de todo esto deja algo bueno, resurge nuevamente el movimiento estudiantil.
Id y aprendamos del pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: