Hablando de Extorsiones

El día miércoles de la semana pasada el Ministerio Publico realizo un mega
operativo contra las extorsiones, fue en 13 departamentos incluido el de
Guatemala, capturaron a más de 85 personas entre ellas a un comisario de la
PNC de Chimaltenango y a un Coronel de alta.
Esto no es nuevo en nuestro país, las extorsiones son del día a día y las personas
involucradas son de todo tipo, las investigaciones determinaron que están
implicadas las dos maras “oficiales”, la salvatrucha y la 18, pero también los
catalogados “imitadores”, que en estos se incluye a personas comunes y
corrientes.
En muchas ocasiones han detenido a familias completas implicadas en este delito,
ya que dicen que es una forma de percibir dinero fácil a costa del miedo de la
mayoría de la población, pero no es de extrañar que tantas personas estén
involucradas en ilícitos de esta tipo.
Como muestra, un botón dice el dicho, altas autoridades están involucradas en
este delito, pero sabemos que es casi “normal” porque las cosas no suceden si los
que están encargados de poner orden no quieren. El Comisario era el enlace para
informar cuando se iban a realizar los operativos y dar tiempo a las personas para
esconderse.
Con esas circunstancias es poco lo que la población puede hacer, si las
autoridades son cómplices, los delitos se llevan a cabo sin oposición alguna, pero
lo importante es saber porque un Coronal de alta estaría implicado en esto.
Históricamente se sabe que los dueños de la seguridad privada en su mayoría son
militares, obviamente por su experiencia en este tema, pero lo más importante es
que en muchos casos de extorsiones, han estado involucrados los militares, no
como institución para dejar claro.
Nos dan el mal porque tienen la cura, eso es curioso porque las extorsiones son
uno de los crímenes que más se comenten en Guatemala, no importa en qué
departamento y qué tipo de autoridades se tenga, la población tiene miedo porque
saben que las autoridades están involucradas.
De nada sirve que detengan a mil personas, si desde la cárcel se llevan a cabo la
mayoría de extorsiones, desde ahí son cómplices las autoridades, irónico que se
haya gastado millones de quetzales en bloqueadores de señal y que las
compañías telefónicas nos obliguen a dar datos para comprar un chip, si de todos
modos es imparable este flagelo social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: