El sol, el mar, las palmeras y el aserrín

La semana santa es uno de los descansos prolongados mas esperados por los guatemaltecos; sol, playa, alfombras, aserrin y procesiones son las palabras con las que mas nos identificamos pero tambien es sinonimo de muchas tragedias.

No voy a negar que en lo particular me gustaría viajar a la playa, muchos talvez son mas espirituales que yo y disfrutan pasar su tiempo en las procesiones o bien en los servicios de las iglesias evangélicas.

Pero en lo particular me entristece que las autoridades tengan que informar de personas ahogadas, de accidentes provocados por la mezcla de alcohol, imprudencia y alta velocidad.

En cuanto a la economía, me alegra ver el ingenio de los guatemaltecos para vender sus productos, y es bueno porque obtienen ganancias.

La situación económica también afectará a gran parte de los guatemaltecos que para poder viajar prestaron dinero considerando que no es fecha de pago y el lunes que nos incorporamos a trabajar, deja un mal sabor de boca porque no quedó ni para el pasaje del bus o para la gasolina de la mañana.

Pero al final, es un respiro de tantas situaciones difíciles que ocurren en el país, que no se compara con un momento de devoción, sentir el sol en el rostro o viajar para visitar a los familiares que con suerte, volvemos a ver tal vez hasta Navidad.

Es importante ser prudentes al momento de ir a los balnearios y a lugares donde habrá aglomeración de personas, sobre todo con el cuidado de nuestros hijos y con la ingesta de alimentos y de alcohol para evitar malos momentos y tragedias.

Otra opción para la Semana Santa es quedarse en casa y descansar, porque salir implica gastos y hacer largas filas en las principales carreteras del país.
Recordemos que si salimos todo se pone mas caro para está fecha, los tiempos de comida, el hospedaje, la gasolina, los parqueos, etc, etc, etc. Sea prudente con sus gastos.

En las playas y en las piscinas de los balnearios no se puede ni echarse el chapuzón como se debe, por la gran cantidad de personas que asisten a esos lugares.

Mejor si usted es  de la capital, asista a observar los cortejos prosecionales que para mi punto de vista ya no solo es de religión sino una tradición de los guatemaltecos, acuda a la esquina de la iglesia de la merced en la zona 1 y tómese en familia un su fresco de suchiles bien frío, acompañado de una empandita, y eso lo puede disfrutar en cualquiera de los locales especializados en la gastronomía de la época.

Sienta los aromas de la época, del aserrín, del incienso y de la pirotecnia que acompañan a los cortejos.

En fin una buena parte de los guatemaltecos procurarán broncearse en las playas del pacifico y del Caribe y otros observarán los cortejos.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: