La tecnología. En el campo de la televisión

Las cadenas de canales televisivos son influyentes en los mensajes informativos, de igual forma como agentes en el campo de la televisión, difunden imágenes y sonidos con el propósito de distraer al rebaño.
Estas cadenas cuentan con infinidad de canales con diferentes mensajes pero un solo propósito, el de mantener su capital, ante millones de televidentes, a quienes convierten en un sector de la sociedad inactiva. El rebaño es entretenido con el futbol y con toda clase de publicidad para evitar un comportamiento racional y no de alineamiento de la violencia simbólica.
Las cadenas de telefonía es la forma más influyente para extracción del capital económico de la población en conjunto.
Entre una mezcla de telefonía y canales televisivos, los agentes pasivos ocupan mucho tiempo a los celulares más que a la televisión, porque en los móviles artefactos también en línea pueden obtener cualquier canal televisivo.
En la variedad de canales el observador pasivo tiene muchas alternativas en su gusto personal. Pero se difunde lo que los dueños del capital de información quieren que las masas reciban.
El agente pasivo es sometido por la violencia simbólica y convertido en un consumidor.
La desigualdad ubica al rebaño en un campo donde esta desposeído y es influenciado por el contenido de las películas de toda índole, documentales, reportajes, programas de
entretenimiento y con esto le es impuesta programaciones acorde a las necesidades afectivas más que racionales.
El rebaño es capturado por la diversidad de alternativas que tiene para elegir un canal televisivo, dependiendo del habitus que pose, así será la interpretación de la información impositiva, de códigos específicos a públicos específicos.
En el aprovechamiento de esta tecnología en la comunicación, se difunden programaciones de carácter deportivo, entretenimiento de todo tipo y canales de noticias. En el campo el rebaño es reducido en un razonamiento lógico en desacuerdo con la respuesta de comportamiento.
Esta estructura televisiva permite que entre las instituciones, del campo de dominio ideológico, los canales religiosos son usados con fines políticos. Para las compañías de cable, este público es el modelo perfecto de una sociedad sometida y pasiva.

Es por esto la proliferación de canales locales con fines políticos y religiosos y que se convierten en modelos de comunicación influyente.

La televisión religiosa se convierte en una mercancía de consumo religioso y masivo para un nuevo mercado y recaudación de recursos económicos. En sectores específicos de la población, el rebaño es carente de capital cultural, educativo e ideológico y esto no le permite actuar en una sociedad participativa, se han convertido en profanos.
El rebaño posee quietud religiosa para pensar y actuar, estos actúan y después piensan por lo que el crecimiento de la desigualdad es superior y en crecimiento las masas son más pobres y adaptadas al conformismo religioso.
La televisión es de gran influencia en el comportamiento humano, la delincuencia aprende de la televisión, la moda la música son impuestas por medio de la repetición constante de lo mismo.
La televisión promueve el homosexualismo, el adulterio, la desintegración familiar que no son más que parte de una estrategia de desintegración social. Entre más desorganizada este la sociedad será más vulnerable al sometimiento de la violencia simbólica.
La televisión también tiene sus tentáculos en la educación, se educa con lo que se enseña. El rebaño es educado con metodologías de aprendizaje inadecuado. Los contenidos educativos están diseñados a reproducir los mismos fenómenos sociales. La educación carece de métodos de análisis y observación en el campo de la investigación. El capital educativo y cultural permite que los agentes propietarios del capital económico utilicen mucho capital en la capacitación de una minoría dotada de poder no solo económico sino también político Pero se restringe de las herramientas educativas a las grandes masas de la población.

Las especializaciones y doctorados son de altos costos por lo cual este privilegio es más selectivo acorde al poder económico dentro de la sociedad.
Las instituciones educativas están al servicio de una estructura social que vela por los intereses de quienes poseen el poder económico y político. El presupuesto dedicado a la propaganda política es mayor que la inversión educacional.
Id y aprended de todos sin convertirnos en profanos.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: