Trabajos peligrosos

Manejando por la ciudad observe a varios hombres que realizaban maniobras para realizar conexiones eléctricas en lo alto de un poste y me puse a analizar lo arriesgado que sería hacer una mala conexión y que esto les podría provocar una descarga eléctrica ocasionándoles así heridas de consideración o incluso hasta la muerte. También pensé si yo tendría el valor de hacer un trabajo de esa naturaleza tomando en cuenta el valor que hay que tener para desarrollarlo.

Me recordé también de los encargados de limpiar vidrios en los edificios y reconozco que es admirable como los guatemaltecos nos ganamos el pan de cada día y estos hombres tienen el valor y las agallas para colocarse un arnés y empezar con el corre y corre para poder terminar su tarea asignada empezando desde el nivel 15 de esas estructuras.

En nuestro país hay una amplia variedad de trabajos peligrosos que en la mayoría de ocasiones por errores humanos o por circunstancias de la naturaleza, cobran las vidas de las personas. Años atrás conocí de varios instaladores de vallas publicitarias que murieron por descargas eléctricas porque accidentalmente tocaron cables de alta tensión o porque cayeron desde lo alto derivado de que su equipo de seguridad les falló.

Son trabajos que requieren mucho valor y pericia para poder realizarlos y estas tareas son de mucha concentración. Algo que tengo muy presente en mi mente es el de los técnicos encargados de darle mantenimiento a las antenas de radio que en su mayoría se pueden observar en montañas y cerros del interior del país, por cierto en el cerro Alux en el municipio de San Lucas Sacatepéquez hay una cantidad considerable de estas estructuras metálicas que son de una altura considerable.

Cada trabajo tiene cierto grado de dificultad pero hay unos más peligrosos que otros y en este listado no pueden faltar: el piloto de bus urbano que a pesar de la situación complicada que padecen con las extorsiones, día a día salen a ganarse el pan de cada día.
También los de guardias de seguridad privada, cuyo estrés que manejan es alto, más los que acompañan los vehículos que transportan valores, otro trabajo que es heroico y que admiro mucho es el de los bomberos, grandes hombres y mujeres que día a día arriesgan la vida para salvar la de su prójimo por medio del combate de incendios y de descender a lo profundo de barrancos entre otras tareas que realizan.

La próxima vez que vaya por la calle y observe a varios hombres en lo alto de una valla o de un poste, posiblemente surgirá en su mente la misma interrogante que formule a un inicio de este texto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: