El aborto

En estos días se ha hablado bastante del aborto por la propuesta que hizo la diputada Sandra Moran y gracias a ello la respectiva controversia de,  si es moral legalizar lo.

Por supuesto hay grupos que la apoyan y su contra parte,  con su
abanderada estrella “La Iglesia” pero no solo la católica, también la evangélica.
Primero, para poder tener una posición hay que entender de qué se trata.

El aborto en Guatemala es legal cuando la vida de la madre corre riesgo de muerte, entonces se le practica el procedimiento y se salva a la madre. En otros países
hay tres tipos de aborto que son legales, el primero es como el que se hace aquí, el segundo es cuando el feto está mal y hay que interrumpir el embarazo porque no tiene ninguna posibilidad fuera del vientre y el tercero cuando el producto es
consecuencia de una violación.

Con la propuesta que se hizo, se quiere legalizar el aborto para que la mujer en estado de gestación  pueda decidir si quiere tener al bebé o no, es una forma demasiado abierta para algo muy complejo, porque si es por violación para mí y para muchos,
sí tiene derecho a elegir, ahora si es por irresponsabilidad, no, se tiene que atener a las consecuencias de sus actos.

Los opositores han planteado consecuencias descabelladas, como decir que aprobando esa ley incrementarían las violaciones a menores, porque ya tendrían
un lugar donde abortar es legal, obviamente esto está fuera de lugar, porque esa ley no legaliza la violación, igualmente las iglesias no son ninguna autoridad moral
para condenar esa iniciativa que de cierta forma evitaría más muertes de mujeres que se hacen el aborto de forma clandestina.

Unos grupos radicales se basan en que para que haya igualdad de género, las mujeres deben disponer si quieren o no estar embarazadas, nadie pelea por eso, pero el problema es que asumen esa posición cuando ya están embarazadas.

como dije y repito, si es por violencia tiene el derecho a elegir y por ley a las adolescentes y niñas que queden embarazadas por ese flagelo se les tendría que practicar de inmediato.

Como todos hablan de justicia, igualdad y equidad para exigir lo que creen sus derechos, les recuerdo que deben comenzar con demandar responsabilidad, en el
mercado farmacéutico hay cientos de opciones de métodos anticonceptivos, en el
centro de salud inyectan la de tres meses y en las farmacias sociales hay tabletas a precios cómodos.
Hay que trabajar en la educación de las niñas y de las madres, debemos
enseñarles que la prevención es el mejor medio, todo a su tiempo y no promover cosas fuera de lugar porque los problemas sociales nos afectan a todos, no es de
género, es de humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: