Cuando el desempleo toca a tu puerta

 

Enero ha sido un mes difícil para muchos guatemaltecos, especialmente por los gastos escolares y porque muchos no tienen un empleo, seguramente han visto las enormes filas de personas en ferias del empleo para lograr colocarse en alguna empresa y así poder llevar el sustento diario a sus hogares.

En la vida, no todo es color de rosa,  muchas veces nos “llueve sobre mojado”, porque no tenemos un empleo, no hay quien nos preste dinero, no hay para tramitar los antecedentes penales, policiacos, el Documento Personal de Identificación o para sacar fotocopias del curriculum y entregarlas a las diferentes empresas, esperando un milagro, que el teléfono suene y que sea del numero de una de las empresas  que bien puede ser al siguiente día o en meses y sólo para una entrevista y después ya no nos vuelven a llamar.

Claro, muchos tenemos la fortuna de tener un empleo pero hemos pasado por esa situación, a eso hay que agregar que ante la desesperación, muchas personas buscan y aceptan trabajos diferentes a los que están capacitados o diferente a lo que saben hacer por pura necesidad, ya que el pago de los servicios no espera, mucho menos las deudas en los bancos.

Todo trabajo es digno, pero no todos tienen ese privilegio de trabajar en lo que les gusta y los que lo tienen la mayoría de veces están inconformes por una u otra razón y que la mayoría de veces pueden ser acertados sus arrebatos de ira ya que hay injusticias que por lo regular son por los altos salarios de personas que hacen menos de lo que al final hace el obrero recibiendo un sueldo de hambre. Pero como dice el dicho “El que sabe sabe y el que no es Jefe”.

El panorama se pone sombrío cuando no hay para pagar el alquiler o la cuota de la casa o apartamento o bien para la refacción de los niños.

Tambien hay otro escenario; que muchas personas habrán tenido la dicha de conseguir un empleo con una buena paga y  haciendo lo que les gusta, otros obtendrán una plaza aprendiendo cosas nuevas y con un salario bajo, otros tendrán que recorrer largas distancias para llegar porque el lugar no es tan accesible, hay quienes conseguirán un buen empleo pero sin prestaciones y muchos, tristemente pasarán meses para que los llamen.

Es triste, uno ve a las personas sin saber la cruz que llevan dentro, he visto madres que no tienen quién les cuide a sus hijos y los llevan a las entrevistas de trabajo o a dejar papelería.  Muchas empresas se aprovecharán de que el aspirante no logró culminar sus estudios y le pagarán mucho menos del salario mínimo.

De hecho, hay profesiones cuyas condiciones no son las adecuadas para trabajar, los guardias de seguridad por ejemplo, trabajan día y noche por un sueldo bajo y sin prestaciones y en un trabajo arriesgado.

Así es la situación de desempleo en Guatemala.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: