Hastío de realidad

La mayoría de guatemaltecos actúan como una famosa anécdota distorsionada, de la cual no tengo idea sobre quién fue el verdadero autor, es muy común en el área motivacional; una amiga me la contó hace un par de días y me hizo pensar en el tema de esta columna.
Comienza con un perro que estaba sentado en la entrada de una casa quejándose y gruñendo, y seguía y seguía, la persona le pregunta al dueño “¿Qué le sucede al animal?” y el dueño responde que está sentado sobre un clavo y que no le ha dolido lo suficiente para levantarse y buscar un área cómoda.
Así son las cosas en Guatemala, no prevenimos hasta que las cosas están fuera de control, nos confiamos con que nos digan que todo va bien, normal; nos conformamos con lo que hay y no nos preocupa el futuro, tener un plan. Al igual que ese perro nos acostumbramos a la decadencia.
Jaques Rousseau aseguraba que los hombres nacen naturales y felices porque no tienen deseos, cuando empiezan a reunirse aumenta el apetito por placeres impuros, en fin los intereses propios del ser humano en sociedad.

La sociedad corrompe al ser humano natural, sobre todo dos factores: el poder y la riqueza.
Cuestiones que se han convertido en un mar interminable de problemas, de soluciones abstractas, los grupos que marcan la diferencia se pueden contar con el dedo. Todas las cosas funcionan como se dan, no siempre como debería ser y todo parece tan normal.
Por ejemplo, este año ocurrirán varios sucesos que deberían por el solo hecho de ser ciudadanos que cumplimos con nuestro deber, y ejerciendo su derecho soberano, participamos como actores en el combate político de nuestro país. El primer evento, la elección de Fiscal General, sobre lo que ya se comenzaron a especular ciertos escenarios sobre lo que puede pasar, es un tema independiente que merece un análisis completo.
Lo segundo, la próxima consulta popular para definir el rumbo, por fin, a la disputa territorial que tiene con Guatemala con Belice desde hace 159 años. Lo más importante de este tema es que se debe conocer la historia y empadronarse antes del 14 de enero. Muchas personas me han comentado que es un tema que no importante, y por lo tanto, lo ignoran como todo lo demás o son indiferentes.
No es por la relevancia de algún tema, es por eso que los grupos corruptos logran su cometido, solo nos ponemos una careta de felicidad y comodidad, mientras nos usan como juguetes, el gobierno de nutre de nosotros, nuestra necesidad.
“La tupida y enorme cadena que ciñe y amarra a la raza humana y que puede hacerse remontar hasta el origen del mundo” (Hanna Arendt, , la irresistible necesidad que exige cautela en la lucha contra las fuerzas devastadoras del sistema.
El no ser indiferente no significa definir una postura, solo la voluntad de conocer, analizar, pensar… eso da un plus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: