Los invito a escribir

Normalmente no me siento frente a la “compu” para ver si fluye algo sobre que escribir, usualmente tengo una idea general, sobre algún tema en particular que quiero abordar, a veces el tema lo dicta la agenda mediática informativa de la semana, alguna vez me inspira lo dicho por un familiar o amigo en alguna reunión social, y otras veces las ideas me fluyen antes de acostarme, o cuando estoy atrapado entre el tráfico, lo cierto es que regularmente hago anotaciones en una libreta de notas, o en la agenda del teléfono para construir “el borrador” de lo que será el artículo de la semana.

¿Pero y usted porque escribe? Varias veces me han hecho la misma pregunta, y la verdad es que escribo porque me gusta, porque es la manera que encuentro para comunicar mis ideas, escribo porque tengo la necesidad de expresarme, y siento que cuando escribo, lo hago porque tengo algo para decir (si es bueno, o malo lo que expreso, al final será el lector quien me juzgara). Escribo porque me sirve de terapia, y porque al hacerlo me reinvento y me libero de mí y de mis demonios.

¿Y usted es escritor o que se gana al escribir? Debo confesar que no me siento escritor, pero puedo afirmar que me siento a gusto escribiendo palabras, haciendo uso del lenguaje escrito, (y porque muchas veces se me dificulta hacer uso del lenguaje oral) buscando la manera de dar a entender mi pensamiento y poder comunicarlo, aunque estoy consciente que actualmente son muchas las personas que no leen, lo hago porque escribiendo maduro mis ideas y me encuentro a mí mismo, y porque el proceso de redactar es algo que considero realmente extraordinario.

Escribir un texto, opinar sobre un tema, plasmar el propio pensamiento de manera escrita, es un proceso complejo y muy personal, que por más simple que parezca, pueden estar seguros que el autor ha dedicado horas en la construcción del documento que presenta. Porque antes de escribir hay que leer, y también hay que observar. A través de la escritura he descubierto que la inspiración no viene de fuera, afuera están los datos, la información y los estímulos, pero la inspiración viene de adentro y se encuentra precisamente al escribir.

Escribiendo nos obligamos a pensar de manera superior, escribir nos obliga a buscar y a encontrar las palabras adecuadas que complementen nuestros más profundos pensamientos, y es así como logramos razonar.

En un mundo que se vuelve cada vez más cibernético, más superficial, en donde la gente ya no se mira, ya no se busca, ya no conversa, y parece estar más contenta viviendo, y socializando a través de un dispositivo virtual (smartphone, tablet, computadora) aislados totalmente de lo natural, es importante que volvamos a leer y que intentemos escribir. Solo por medio de la lectura lograremos desarrollar nuestra escritura. Todos tenemos algo que decir, y algo que contar, escribir es fascinante y nos hace libres. Así que sin más preámbulos les recomiendo a que experimenten lo que dice el título del artículo. ¡Disfrútenlo!

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: