Inteligencia vial

A todos nos enseñaron desde pequeños que existen ciertas reglas que debemos seguir para comportarnos correctamente en sociedad. Aprendimos a sentarnos adecuadamente, hablar utilizando un lenguaje correcto, a saludar, a pedir permiso para hacer uso de la palabra, a decir gracias y por favor, a tratar con respeto a las personas mayores, y así, una serie de modales, que al día de hoy, se han vuelto costumbre en nuestra vida de adultos.

Cuando conducimos un vehículo existen también ciertas reglas que debemos saber y ante todo, poner en práctica, no solo para evitar accidentes, sino para demostrar que somos personas respetuosas y educadas los que estamos detrás de un volante.

Frecuentemente encontramos dentro del tránsito vehicular un ambiente hostil, lleno de maniobras violentas que interrumpen el tráfico, gritos de ayudantes de buses, choferes enajenados sin educación y sin conciencia, insultos, e irrespeto que fácilmente se contagia entre conductores y provocan un comportamiento violento, poniendo en riesgo nuestra capacidad de tratar con respeto a los demás.

Y es que la manera en que nos comportamos en el tráfico, dice mucho de nuestra personalidad, por lo tanto, debemos tener presente las siguientes normas:

  • Respeto: Esto es fundamental, obedecer las diferentes señales de tránsito, los semáforos, los límites de velocidad, no estacionar en lugares prohibidos (espacios reservados para mujeres embarazadas, personas con discapacidad).
  • Paciencia: Ponerse a bocinar no resuelve nada, pitar contamina el ambiente y no hace que los carros se muevan, debemos aprender a usar la bocina del vehículo con discreción, solo en momentos que en realidad se necesite (para avisar a otro que el semáforo ya dio verde).
  • No insultar: Debemos evitar decir groserías o insultos, a quienes se atraviesan con imprudencia, incluso el lenguaje gesticular, o señas ofensivas que agredan a los demás conductores son inadecuadas al momento de conducir, debemos tratar de relajarnos y de disfrutar el viaje.
  • Pedir disculpas: al momento de cometer alguna imprudencia al volante, los demás conductores sabrán agradecer el gesto.
  • Ser generoso: no debemos ser egoístas al conducir, ceder el paso al peatón, dar lugar a que otros conductores se incorporen a la vía, si entre todos colaboramos, el tiempo que pasemos en el tráfico será menos estresante y caótico.

El inicio del ciclo escolar y el regreso a las labores de muchas personas que gozaron del descanso de fin de año, influyen en el aumento del tránsito, por lo que debemos prestar atención a las anteriores normas, gran parte de la población guatemalteca carece de modales al conducir, por lo que tenemos que ser ejemplo y demostrar nuestra calidad humana al momento de movilizarnos por las calles y avenidas de nuestra ciudad.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: