Dijo ¿Guatemala o Sodoma?

Como muchas personas tengo la costumbre por las mañanas de leer el periódico y
ver algún noticiero televisivo y lo primero que veo es la violencia, la corrupción, la
perversión y las miles de formas de morir en nuestra bella pero incomprensible
Guatemala, los medios comunican lo que es noticia y lastimosamente “la noticia”
en su mayoría es solo lo malo.
Las “zonas rojas” se están extendiendo cada día más, no importa a donde se
dirija uno, es “zona peligrosa”, hasta asaltos en vivo hay por la tv, por obvias
razonas hay lugares bastante seguros como en todos lados, pero parecen
fortalezas o son lugares en el interior de la república en donde se conocen bien los
vecinos.
Es bastante irónica nuestra realidad, solo es de poner un poco de atención al salir
a la calle, en cada esquina hay una “iglesia” evangélica y en puntos estratégicos
católica, a unos metros un establecimiento educativo, independientemente del
nivel académico, pero el colmo es que a la vuelta hay “centros de entretenimiento
para adultos o prostíbulos” y en algunos están las muchachas en la calle para que
todos vean el “producto” que se vende ahí, desde los padres de familia hasta los
mismo estudiantes.
Por el libre comercio el problema no es el tipo de servicio, es la cercanía a los
establecimientos educativos, es contradictorio ya que ponen en riesgo a los niños
y niñas, hasta a las mamás, pero “no hay por qué alarmarse”, la estadísticas dicen
que en Guatemala hay más de 20 violaciones diarias, que cada año miles de niñas
menores dan a luz, entonces se podría decir que “es normal”.
Es normal que los mismo que van a esos “centros de entretenimiento” sean
usuarios de esos otros negocios de pudrición digo de “las iglesias” ¿Por qué así?
Porque en muchos casos los dueños de “esos lugares” son autoridades oficiales y
también son los mismos propietarios de las iglesias, colegios y hasta
universidades.
Hay que ser justos, no todos son así, hay gente buena, es bastante, pero
contribuyen a que las cosas malas sucedan, si hay tantas iglesias ¿Por qué
Guatemala es tan perversa? Es una pregunta que me hago seguido, si le
pudiéramos poner techo al país, sería una iglesia, pero no por devotos, sino
porque hay tantas y eso me confirma que no es porque haya necesidad de Dios,
sino porque hay necesidad de dinero.
Todos venden Dios, cuando se encuentran con alguien o cuando se despiden
mencionan a Dios y que Dios aquí y que Dios allá, pero como hay que mencionar

a Dios para que vean que estoy con él, lo terminamos vendiendo y al final, no lo
llevamos en el corazón sino en la billetera.
¡Guatemala es la pudrición! Y no es porque lo diga yo, es por cómo se
desenvuelve día a día, madres que prostituyen a sus hijas menores o que las
comparten con su pareja, papás que violan y hasta a sus propias hijas,
sacerdotes, pastores evangélicos, maestros, muchos de ellos violadores, somos
un destino turístico para el sexo, la trata y todo lo malo que existe en la vida, eso
hay en nuestro país.
Si no está de acuerdo, sea intolerante con esas prácticas, cuide a los niños
aunque no sean los suyos, exija respeto a los hombres hacia las mujeres,
instrúyase, sea respetuoso y responsable, porque a veces no sé si estoy en
Guatemala o en Sodoma.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: