¿Heil Hitler?

Como la historia nos lo ha dicho, las decisiones que tomamos hoy repercuten en el
futuro, pero no siempre como esperamos que suceda y a veces es hasta lo
opuesto a lo que pretendíamos cuando lo decidimos.

Adolf Hitler, Führer y canciller Imperial de Alemania de 1933 a 1945, como está
escrito, sus decisiones marcaron el rumbo de la historia, con su ideología
antisemita pretendió gobernar Europa y buena parte del mundo, pero no conto
con el poderío de la U.R.S.S y de los “Aliados”.

Gracias a Adolf y a su maquinaria bélica, los “Aliados” europeos (Francia cayó en
poderío alemán en tan solo seis semanas y Gran Bretaña que ni siquiera pudo
auxiliar a Francia en la ofensiva germánica) tuvieron que recurrir al auxilio de
E.E.U.U. y así sellar el pacto que le daría forma al nuevo mundo.

“La Carta del Atlántico” (pacto realizado por los británicos y los estadounidenses
en agosto de 1941) con sus respectivos representantes, Winston Churchil Primer
ministro inglés y Franklin Roosevelt Presidente de E.U.A. Documento en el cual el
gobierno de los E.E.U.U se comprometía a auxiliar a los británicos y en general a
Europa con dinero, hombres y maquinaria bélica para contrarrestar la arremetida
Nazi, pero de los 8 puntos que consta el acuerdo, dos podemos decir que fueron
los principales de este documento para la liberación comercial, que son el numero
1 y el 4 dicen:

No buscar para sus países el engrandecimiento territorial ni de ninguna otra
índole

“Esforzarse por que todos los Estados, grandes y pequeños, victoriosos o
vencidos, tengan igual acceso al comercio y a las materias primas del mundo que
les sean necesarias para su prosperidad económica”

 

Con esto los británicos tuvieron que estar de acuerdo a que debían liberar una de
sus mayores colonias, como lo era la India y dejar que cualquiera llegara a vender
a ese inmenso mercado, porque si lo hubiesen rechazado, podían perder hasta su
propia tierra, que son las “islas británicas”.

La ofensiva militar de los “Aliados” se produjo el 6 de junio de 1942 llamado “el día
D”, con esto se abrió la ofensiva en el frente occidental, en la batalla para
recuperar Francia, también la U.R.S.S. liderada por Stalin desde Moscú, repelían
el asedio de las fuerzas Nazis en el frente oriental.

Oficialmente la Alemania Nazi se rindió incondicionalmente a los “Aliados” (bloque
conformado por Gran Bretaña, Francia, E.U.A. y la U.R.S.S.), pero el gran
vencedor en combate propiamente fue el “Ejército Rojo” de la U.R.S.S., porque fue
el primero en llegar a Berlín y tomar el Reichstag, pero como la guerra en su fondo
era económica, el gran ganador fue Estados Unidos.

Los ganadores fueron tomando los botines de guerra y también a los hombres que
lograron desarrollar esa maquinaria bélica que fue el ejército alemán, a los
científicos los reclutaron los “Aliados” para poder desarrollar sus programas, como
los E.E.U.U con su “Programa Espacial”, muchas patentes e inventos como los
cohetes V1 y V2, que en el futuro se transformarían en la base para los drones.

Muchos hoy se retuercen maldiciendo a los Estados Unidos por su “imperialismo
económico”, pero las decisiones del “Führer” llevaron a desarrollar esa “Súper
Potencia” que es hoy, de la guerra de exterminio se configuro la nueva geopolítica,
la política económica con sus tratados de libre comercio y el libre mercado, en
donde podemos enviar nuestros productos a todo el mundo y podemos tener
muchos artículos que sin ese cambio ni soñaríamos, gracias Adolf.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: