El emisor como actor transformacional

Por: Freddy Poroj

¿Ha notado que al momento que usted establece un proceso de comunicación, nunca faltan las gesticulaciones, variaciones del volumen de la voz, distancia y movimiento corporal? Incluso, al sostener una conversación vía telefónica, actuamos como que nuestro interlocutor estuviera frente a nosotros.

 

Es curioso ver cómo el conjunto de propiedades lingüísticas que se han adquirido genéticamente a lo largo de los años en diversos círculos sociales, permiten que se vaya elaborando cada vez más una gramática estructural en el lenguaje. Chomsky, uno de los grandes exponentes, en la materia, presenta una serie de principios que la definen como universal, y justamente porque las nociones de competencia y actuación que permite la gramática, plasman un conjunto de propiedades lingüísticas que posteriormente se derivan en infinitas expresiones del código establecido en determinadas sociedades y que al mismo tiempo, van compartiendo categorías sintácticas y morfológicas.

El significado del término “transformación” en lingüística, ofrece la impresión que las teorías de la Gramática Generativa Transformacional se entiendan como un modelo de los procesos a través de los que la psiquis construye, combina y lo esencial, que se comprendan las oraciones que se forman durante la codificación. Una de las principales ideas del autor mencionado, consiste en que la mayor parte del conocimiento verbal es innato y es por eso que todas las lenguas del mundo están formadas a partir de una serie de principios, que varían en ciertos parámetros, es decir, en el léxico de cada región, asimismo en la forma en que se interactúa. Háblese también del interesante lenguaje dactilológico utilizado por personas con problemas del habla.Lengua-cerebro-CULTURIZATE-400x300

En este sentido, la semiótica en su rol de disciplina, ha dado respuestas a las necesidades concretas en cuanto al estudio y análisis de esta estructuración formal debido a que los códigos lingüísticos se complementan con otros, por ejemplo, el de Circulación, que pasa a formar conjuntos dotados de una auténtica profundidad sociológica y etnográfica como: objetos, imágenes, comportamientos, entre otros. Y esto hace que dicha ciencia de la comunicación esté destinada a ser absorbida por una translingüística, la cual consiste en una práctica del idioma como un diálogo dinámico y no como un código inerte; al final de cuentas la dependencia concomitante de los códigos sociales es totalmente imprescindible.

Lo reto a que realice una llamada telefónica y cuando la establezca, véase al espejo mientras habla; notará que su rostro mantendrá una serie de variaciones, gracias a los cuarenta músculos que posee, pero también escúchese…cada inflexión que producirá con sus órganos fonadores demandará un volumen distinto del tono de su voz.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: