No son simples palabras

Así como la educación es un pilar fundamental para el desarrollo de nuestro país, de igual manera lo es el sistema de valores, sin embargo, ¿Qué son los valores morales?, ¿qué valoramos personal y socialmente? Mi opinión en las siguientes líneas.

Los proyectos de vida y sociales, la comunicación e interacción con otras personas y todas aquellas acciones propias del ser humano son regidas en cierta medida, por valores (morales y humanos).  En la organización se toman por valores el servicio, en una institución educativa la excelencia, de un funcionario público la honestidad, por citar algunos ejemplos.

La educación (instituciones educativas) es muy importante para el tema de valores morales y sociales, pero considero primordial el rol de familia en la formación de nuestra escala de valores (sin desestimar todos los demás factores que también pueden incidir). En el contexto guatemalteco no conviene entonces hogares desintegrados y no funcionales para el desarrollo del núcleo familiar y que sus mayores repercusiones son en el ámbito social.

El diccionario de la Real Academia Española ofrece diversas definiciones de “valor” o “valores”; conceptos que van desde una perspectiva como el utilitarista, lo estético, lo que es lógico, intelectual, moral y social. La convergencia de estos conceptos tiene un campo común: nuestra cultura.

También un valor moral puede representar la importancia o el interés que se mantiene sobre algo o alguien. De esa cuenta se plantea el valor de la vida, libertad, educación, salud, convivencia y normas sociales. Lo anterior se traduce en palabras como respeto, tolerancia, belleza, libertad, puntualidad, amistad, amor, bondad y demás.  Desde esta perspectiva son los valores (como comúnmente les llamamos) aquello que rige nuestra conducta social y que moldea personalidad, actitudes, opiniones, y estilos de vida.

Los valores no son perpetuos, se pueden cambiar y ser dejados por un lado para adoptar otros según sea la percepción que se tenga de la vida y realidad.  Por ejemplo, un joven en conflicto con la ley, lo más común es que se formó fuera del núcleo familiar y su percepción sobre el tema familiar y la confianza a padres de familia se modificó.

Una persona que asume la consecuencia de las acciones realizadas practica la responsabilidad, los conductores que respetan los pasos peatonales, personas que responden con cortesía a un saludo, son serviciales, ser tolerantes a otras opiniones   y formas de pensamiento, el periodista o comunicador que busca la verdad y la objetividad para informar, profesionales que se apegan a sus códigos de ética y normas en beneficio de todos; son acciones que contribuyen a una mejor sociedad.

Sin embargo, muchos factores de los que consideramos importantes para la convivencia son vulnerados constantemente.  El respeto a la libre locomoción, a la libertad de expresión, la importancia de la verdad, justicia, libertad y paz se ven opacados por violencia e inseguridad del país; la corrupción en algunas instituciones del Estado evidencia la nula importancia para con los seres humanos y habitantes de Guatemala.

Es importante encontrar el sentido a nuestros valores morales y sociales verificarlos con nuestras acciones para generar un ambiente armónico y empático con nuestros semejantes. La tolerancia, paciencia, respeto, responsabilidad, la verdad para informar o comunicarnos, honradez, sinceridad, prontitud, excelencia y servicio deben de permanecer.

No es común una sociedad en la que prevalecen los antivalores, no es común que el respeto a la vida pareciera ser una utopía, no es común que se sienta inseguro al transitar por las calles y avenidas de la ciudad, ni tampoco es común que los gobernantes del país tengan por banderín a la corrupción, en todo caso, estas prácticas se constituyen en delitos.

Se hace evidente que los principios morales son determinantes para el desarrollo social, nuestra convivencia y vida cotidiana. Sin duda, el asunto da para más, quedan preguntas por responder, sin embargo, a manera de reflexión es importante considerar el tema especialmente para verificar la coherencia entre lo que se piensa y lo que finalmente se hace; tomando en consideración las consecuencias que se generan.

Estimado lector, ¿cuál es su opinión al respecto?, ¿qué principios morales considera son transcendentales para vivir en armonía? ¿cómo verificar la coherencia entre este sistema de valores y las acciones en nuestro ámbito personal y social?

Cintillo opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: