Crónica de un colazo dominical

Suena el despertador, son las 6:00 am, me pongo de pie, subo la bicicleta al carro, maillot, licra, bandana, lentes, casco, zapatos, guantes, barras de granola y un par de pachones de agüita con miel (para no deshidratarse en la montaña), me dirijo al punto de reunión (Tet a Tet -Pachalí-), poco a poco van llegando los amigos ciclistas listos para tirar pedal… y aunque insistimos cada domingo con en el tema de la puntualidad, siempre hay uno que llega tarde.

Salimos en dirección a Santo Domingo Xenacoj, esa ruta de la que tanto se habla, (la senda donde se separan los niños de los hombres) comenzamos a pedalear a las 8:05 por las veredas de Santiago Sacatepéquez, camino a San Pedro por sembradillos, a medida que iban corriendo los kilómetros empezamos a entrar en calor, vistas espectaculares, descensos de locura, muchos saltos, terracería extrema, tropiezo con ramas, bordes de uno que otro barranco, y uno que otro resbalón era lo que este particular colazo parecía ofrecer.

Aparentemente todo iba bien hasta que, quien venía de ultimo se perdió… preocupados todos, paramos por un momento, decidimos regresar un par de kilómetros para intentar ubicarlo, pero las ganas de volver a rodar entre la montaña saltando de piedra en piedra seguían allí. Gracias a la tecnología y un par de llamadas telefónicas el compañero encontró el rumbo y seguimos avanzando. Aunque el sol iba en ascenso, y cada vez hacía más calor, los paisajes de baja montaña seguían imponiéndose, grandes valles boscosos con vistas increíbles hasta llegar a un río.

Después de dos hora y media de descenso paramos un rato a descansar, la naturaleza nos obsequio un poco de energía para continuar con el colazo (nos encontramos un árbol de nísperos, y aprovechamos para refaccionar) el descenso resbaladizo parecía nunca acabar, después de tres horas y media de iniciar la ruta, por fin ¡llegamos al parque de Xenacoj! la sensación de euforia fue brutal, todo el “team” estaba contentísimo, nos tomamos un par de fotos, comentamos la largada y nos degustamos un par de tortillas con frijol, nachos y Coca-Cola. La idea era contratar un pick-up que nos llevara de regreso, cosa que al final no se dio…

El descenso había sido una experiencia increíble pero sabía que el regreso pedaleando ofrecería subidas más que demandantes, reventones demoledores y que el esfuerzo seria agotador, pero no había vuelta de hoja, teníamos que regresar y decidimos hacerlo por carretera. ¡No había tiempo que perder! El sol al medio día agota más. 8 kilómetros de ascenso súper empinado, mi cabeza estaba relajada de tanto deleite paisajístico, pero el físico empezó a pasar factura después de la mitad del ascenso, la cuesta era inclinadísima y no falto quien se bajara a caminar y hasta consiguiera “jalón” parecerá una exageración pero esto es la realidad, (los ciclistas que lean me entenderán) y es que después de una mañana completa sobre la bici, se entumen las piernas, se sienten cosquilleos en las manos y el dolor de espalda y brazos aparece.

Toda mi paciencia y fuerzas fueron consumidas en ese último ascenso que parecía nunca finalizar. Contra todo pronóstico complete el colazo con la última reserva de energía en las piernas, pedaleando montado sobre la bicicleta, vencido por el cansancio llegamos de nuevo a Tet a Tet, donde me esperaba una necesaria michelada y un plato de nachos absolutamente celestiales. ¡Salú!

Por la tarde, recordando el colazo y haciendo un balance de todo lo vivido, disfrutado y sufrido me di cuenta que una bicicleta y las ganas de pedalear son los ingredientes necesarios para escaparte a otra realidad. Así que no me queda más que invitar a todos a que hagan MTB, y que descubran lo fascinante que es este deporte.

¡¡ MTB is amazing..!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: