Honduras se encuentra sin presidente.

El domingo 26 de noviembre muchos hondureños acudieron a las urnas a ejercer su derecho constitucional de elegir autoridades por medio del voto democrático; en el cual se elegiría al Presidente, Diputados al Congreso, Diputados al Parlamento Centroamericano y los alcaldes de los 298 municipios.

El panorama se vislumbraba un poco confuso a razón que el presidente en funciones postulaba su reelección, luego de que en el 2015, durante su gobierno se logró cambiar a la constitución en el artículo que prohibía la reelección presidencial, lo que le permitió postularse nuevamente como candidato a un segundo mandato; candidatura que fue cuestionada por algunos sectores de la población quienes consideraban que era ilegal.

Se postularon nueve candidatos a la presidencia, de los cuales encabezan hasta hoy los resultados que una semana después siguen siendo preliminares el candidato oficialista Juan Orlando Hernández y Salvador Nasralla del partido de Alianza por la Oposición contra la Dictadura.

Durante el conteo preliminar el candidato de opocisión lideraba los resultados al dia martes 28 de noviembre, sin embargo la página del Tribunal Supremo Electoral interrumpió su servicio para reanudarlo después, con la novedad que el candidato oficialista iba a la cabeza, lo que generó la ira de los hondureños quienes salieron a las calles a manifestar su inconformidad y luego se extendieron las protestas en todo el país.

Al inicio eran manifestaciones pacificas, pero las mismas fueron subiendo de tono lo que llevó a la intervención de las autoridades, quienes dispersaron a los manifestantes con gas lacrimógeno y balas de goma.

Mientras aun no se revelaban los resultados finales y conforme fueron pasando los días, las manifestaciones se salieron de control llevando incluso al saqueo de negocios en algunas ciudades, mientras el TSE no concluía el conteo para dar un ganador.

Sin embargo el gobierno el 01 de diciembre decretó Estado de Excepción el cual involucra un toque de queda y la suspensión de las garantías constitucionales durante 10 días, esto reprime automaticamente el derecho a la organización y manifestación, como de asambleas.

Se aprecia ahora un panorama sombrío y desolador, pues los hondureños fueron conminados a sus casas hasta que pasen los dias establecidos.

Esto nos deja algunas cuestiones a considerar en torno a un proceso eleccionario.

Primero, es incomprensible, como muchos dias después aún no se tiene un resultado oficial sobre el ganador de las elecciones generales; se ha aducido que algunos centros de votación no se tiene acceso a internet, por lo que fue necesario llevar a áreas urbanas las actas para la transmisión de resultados.

Sin embargo luego de más de ocho dias después, se tiende a generar desconfianza en la población, quienes ya hablan de un fraude electoral para darle nuevamente la silla presidencial al actual candidato oficialista.

Las nuevas tecnologías, permiten en pleno siglo XXI que este tipo de transmisión de datos se de inmediatamente y se evite la duda y malos comentarios.

Segundo, la suspensión de las garantías constitucionales de parte del gobierno, justo cuando su máximo líder es candidato presidencial, deja mucho que desear. Si bien no es excusa los destrozos que los hondureños realizaron; suponía el candidato de oposición que hubo infiltrados en las manifestaciones, es motivo de crítica que la única forma de volver al “orden” al país, ante la “ola delincuencial” que segun las autoridades de gobierno se desató; es por medio de un toque de queda, justo cuando la población exige lo que les corresponde:

Aclarar cuanto antes los resultados de las elecciones generales.

Cunde la preocupación en las organizaciones internacionales y en los países cooperantes, pues la situación es crítica. ¿Qué va a pasar si es declarado ganador el actual presidente? ¿Qué va a pasar si se siguen postergando los resultados? ¿Cuál va a ser la reacción de los simpatizantes oficialistas si el candidato Nasralla, de oposición llega a ser el electo? Son preguntas que aunque no vivamos en carne propia la situación, nos quedan en nombre de nuestros hermanos hondureños.

Ya incluso el Papa Francisco pedía elevar oraciones por el pueblo hondureño, en el rezo del Ángelus del domingo 03 de diciembre, para que se solucionen los conflictos y reine la paz en el amado pueblo hondureño. Similares pedidos se han sumado de parte de organizaciones internacionales y países diversos en torno a esta problemática.

No es descabellado considerar que situaciones similares podría vivir nuestro pais, ante una intentona de modificar la Constitución en torno a la consideración de que el presidente en funciones busque la reeleción; ante un resultado de elecciones generales que se postergue más de lo normal ante el riesgo de un fraude, ante una declaración de Estado de Excepción que limite las garantías constitucionales e impida el derecho de manifestación.

En un país donde las manifestaciones y paros nacionales han depuesto a un gobernante, han salido en contra de la corrupción y ha sido un ejemplo a nivel latinoamericano de “donde la unión hace la fuerza”, sería un retroceso grave y quien sabe con qué consecuencias.

Queda unirnos en oración por nuestros hermanos hondureños, para que vuelva la calma y que estas situaciones se solucionen en beneficio de aquellos que más sufren, como suele pasar en nuestros países tan golpeados por la pobreza, desigualdad y corrupción. Como ciudadanos guatemaltecos nos queda decir: “Hermanos hondureños, estamos con ustedes y Dios quiera que pronto se declare ganador un candidato a presidente.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: