María Guadalupe Ramírez: “Yo decidí no tener ninguna discapacidad”

Por Orfa Virula
Lupita, como su familia y amigos la llaman padece de hemiplejía parcial derecha desde el año y nueve meses, esta dificultad física fue por mucho tiempo un fuerte motivo para intentar quitarse la vida en varias ocasiones

La hemiplejía es un trastorno del cuerpo del paciente en el que la mitad contra lateral de su cuerpo está  paralizada, la pierna del lado afecto se extiende y es rotada internamente oscilando en un arco lateral más que levantarse para moverse hacia delante, el miembro superior del mismo lado está en abducción de hombro, flexionada en el codo y pronado en la muñeca con el pulgar en la palma y los demás dedos flexionados a su alrededor, presenta un déficit motor parcial de un hemicuerpo, que puede ser proporcionado, cuando es de parecida intensidad en la cara, en el miembro superior o en el miembro inferior, o desproporcionado, cuando predomina en un segmento sobre otro.

Mas allá de las limitaciones físicas que esta capacidad especial pudiera presentar, fueron las reacciones sociales: discriminación, bullying,  y pocas oportunidades laborales entre otras, las que empañaron algunas etapas de su vida.

¿Cómo puedes definir tu infancia con una hemiplejía parcial derecha?

Fue muy triste y difícil, los niños son muy crueles con sus comentarios hacia uno, se burlaban de mi aspecto físico, lamentablemente también mi maestra me trataba despectivamente y con la poca edad que uno tiene, no puede manejar esas situaciones, y permite que le afecten internamente.

¿Cómo fue tu desempeño académico?

Muy bueno, era abanderada. Pero eso también era motivo para que me atacaran verbalmente y algunas veces física. En los básicos me tiraban basura, pero a esa edad yo me defendía y también contaba con el apoyo de docentes y director del establecimiento.

Sin embargo fue en esa época cuándo intente suicidarme la primera vez, principalmente por el trato de los compañeros, me hacían sentir inservible, fea, entre otros.

¿Cuántas veces intentaste quitarte la vida?

Más de 30

¿Siempre fueron los mismos motivos?

Sí, es más, todos juntos. Salía a la calle y la mayoría de las personas me observaban como a un animal feo, llegaba al centro de estudio y los compañeros se reían de mi, me acosaban con burlas y no tenía amigos. En mi interior lloraba y ya no quería vivir.

¿Las limitaciones físicas que conlleva una hemiplejía, te afectó emocionalmente en algún momento?

No, tenía constantes visitas al médico, pero con todo ello podía vivir y salir adelante.

¿Cuáles fueron los principales aspectos que influían en tu forma de ver la vida?

Siempre tuve un positivismo interno, muchas veces al llegar a casa me encerraba y lloraba deseando morir, pero al siguiente día madrugaba para continuar luchando. Sin embargo mi fuerza se debilitaba ante tanta discriminación personal y laboral en Guatemala. El maltrato verbal y en silencio con simples miradas, la ausencia de respeto y valor hacia mi persona.

FOTOGRAFIA 2.jpg

 Lupita, segunda persona de izquierda a derecha, presenciando foros de superación para personas con capacidades especiales. Foto: Redes sociales Guadalupe Ramírez

Actualmente con casi 30 años con una capacidad especial ¿Cómo se debe enfrentar la vida?

Yo decidí no tener discapacidades interiormente, me uní a un grupo de auto ayuda para poder olvidar el pasado y accionar sobre mi futuro, lo logré con la ayuda de Dios, y mi familia. Ahora soy madre, tengo un trabajo y estudio en la universidad para alcanzar mis metas y dar un ejemplo de lucha a mi hija. No debemos ser víctimas de las circunstancias, sino cambiarlas a nuestro favor.

¿Quiénes jugaron un papel importante en tu desarrollo?

Mi familia, el amor y la armonía familiar es muy importante, sentirte amado te despierta ganar de vivir, de superarte y de seguir adelante.

¿Cómo sociedad, en que manera podemos apoyar las personas con capacidades especiales?

Tratándonos por igual, una discapacidad no es una enfermedad. Por lo tanto somos capaces de estudiar, trabajar, desarrollarnos, etcétera. Por otra parte también educando a los niños, enseñarles a convivir con otras personas, fomentarles el respeto hacia los demás con o sin alguna discapacidad.

¿Qué consejo podrías brindar a los padres de niños con alguna capacidad especial?

Brindar mucho amor, y no caer en la sobreprotección. Puesto que ellos son capaces de hacer lo que un niño cualquiera, acompañarles en su desarrollo y enseñarles que valen lo mismo y que pueden lograr todo cuanto se propongan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: