Las intenciones como relación entre conciencia y mundo

En algunas etapas de la vida son muchas nuestras intenciones que en cierto modo nos producen afán, pero como todo tiene sus “contras”, en este sentido, entran en juego las limitantes que impiden que podamos realizarlas y poco a poco algunas van quedando en el limbo, mientras que otras sí podemos ejecutarlas; pero en el caso de las que no, automáticamente surgen algunos argumentos clichés que alguien, a manera de consuelo, no dudará en exclamar como: “con la intención basta”, o “con la intención es suficiente”.

Pero la intencionalidad, del latín in-tendere (tender hacia), en la filosofía se hace referencia a la propiedad de los hechos con relación a la mente (lo psíquico) por los que ésta indica que se dirigen hacia un objeto de conocimiento, y no necesariamente a lo que se entiende estrictamente por voluntad, caso contrario a lo expuesto en el primer párrafo. Husserl, por ejemplo, afirma que la subjetividad es absoluta y la del mundo, en cambio, sólo es relativa y presuntiva. Esto quiere decir que el yo “intende” (se dirige intencionalmente) hacia lo que las personas han constituido como objeto cognoscible. Y es que el modo de ser de los hechos de conciencia por el que se tiene un conocimiento de las cosas, ya sea dóxico o epistémico del mundo real y de su existencia, radica en la capacidad cognitiva dirigida al entendimiento del porqué no todo lo que planificamos (hacer o conocer), conforme nuestras intenciones, puede ser posible.

Es por eso que la vida cotidiana, presenta escenarios en los cuales la conciencia no solo recibe pasivamente, sino además, refleja los condicionamientos de la materialidad, es decir, aquellas cosas que funcionan como obstáculos; aunque algunas personas se justifican de estos para no actuar, a pesar de tener el poder y las capacidades necesarias. Pero en la fenomenología esta conciencia pasa a ser libre para intencionalizar ese mundo en el cual habita, es decir, una conciencia sígnica de sí, adquirida en una semiósfera cultural específica. En este sentido se concibe, entonces al conocimiento (y la conciencia que se tiene de éste) como intrínsecamente intencional, y se produce una situación de total inmanencia.

Sin embargo, hay que reparar que gracias a la intencionalidad una persona es capaz de conocer la realidad que lo rodea y que además tiende naturalmente a manifestarse como acto reflejo hacia esta; pero también a su propio yo, no como un objeto más, sino en cuanto sujeto del hecho o estado mental. De todos modos el término que nos atañe, es un hecho derivado del conocimiento de sí mismo, y que al mismo tiempo se fundamenta en el conocimiento de otro u otros, cual hipertextualidad en la corriente literaria.

Hemos experimentado no solamente el hecho de ser humanos que actuamos, sino también de ser seres intencionales e intencionados. Es interesante ver cómo el autor mencionado anteriormente, se aproxima hacia el entendimiento del problema de la intencionalidad en el conocimiento, porque nos incita a reflexionar en si ¿realmente se conoce todo aquello que se tiene como significante, o solamente se conoce aquello que se percibe a través de los significados? En otras palabras, ¿se tiene certeza sobre la existencia de lo que se ve (o cualquier otro tipo de abstracción teórica), o tenemos que conformarnos con suponerlo sin tener el conocimiento? de ser así, también podemos inferir que nuestras intenciones hacia los demás hacen el bien, sin necesidad de ser materializadas. Pero la vida no consiste en justificar intenciones, porque “el que no vive para servir, no sirve para vivir”.Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: