Un reencuentro con mis ex

Llego el momento para pasar un buen rato con los compañeros del colegio, y ver de nuevo esas rostros juveniles que permanecen en mi pensamiento como si no pasara el tiempo, es realmente sorprendente e impactante, ver como esos camaradas, con los que en algún momento pelee por un lápiz o por un balón, se han convertido en adultos, ahora tienen menos pelo y más canas, algunos con barba, no falta quien bajo de peso, o se volvió “crossfitero” o vegano, alguien se casó y otro está a punto de divorciarse, la mayoría tiene hijos, pero el común denominador será: ver más viejos y gordos a todos.

Dice el dicho que “todo tiempo pasado fue mejor”, y es que para muchos, la etapa que pasamos en el colegio, es considerada como la mejor época de la vida, y no podemos negar que la educación que recibimos en el Instituto Emiliani Padres Somascos modeló en algún sentido nuestra personalidad, configurando también la vocación que cada uno ha venido desarrollando hasta la fecha, y aunque al final cada quien eligió su destino, debo reconocer que la base de nuestros conocimientos, los valores éticos y morales y muchas buenas costumbres que practicamos hoy por hoy, fueron afianzadas y ratificadas durante nuestra periodo como estudiantes en el colegio.

La invitación para reencontrarse con ese grupo de amigos, con los que pasábamos más de seis horas diarias, en un mismo salón de clase, bajo un mismo techo, riendo, cantando, jugando, pero sobre todo aprendiendo, u otra veces corriendo en el campo de futbol, (donde se jugaban hasta diez partidos diferentes a la misma vez), instauro en nosotros sentido de pertenencia y formo sin duda, un vínculo inquebrantable, del que yo en lo personal, me enorgullezco y simplemente, no me puedo resistir a dejar de participar.

La dinámica en este tipo de reuniones resulta un tanto compleja, pero entre comidas, tragos, fotos y chistes, los años empiezan hacerse meses, los meses se convierten en días, los días en horas, y de alguna manera extraordinaria, siempre logramos retroceder en el túnel del tiempo, y volvemos hacer los mismos adolescentes de hace veintitantos años, y todos reímos, y bromeamos, surgen nuestros viejos diálogos, suena nuestra mejor música, y no falta el momento donde recordamos a los que se nos adelantaron, pero que de algún modo siguen estando entre nosotros, porque forman parte de nuestras anécdotas y de nuestra historia como hermanos, y porque vivirán por siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones.

Es muy difícil describir con palabras, ese sinfín de emociones que produce el vernos juntos, cada año, como si estuviéramos en los fabulosos 90´s. Percatarse que a todos les está yendo bien, que han logrado cumplir sus metas personales, familiares y sueños profesionales, eso realmente, no tiene precio. En cada reunión con mis hermanos “emilianistas” se respira historia, somos esa generación que se crio sin celulares, sin correos electrónicos, sin blogs, sin Facebook, Twitter, Instagram, sin Whatsapp, ni ninguna red social, fuimos testigos de cómo se extinguió la máquina de escribir y nos tocó emigrar al mundo de las computadoras y el internet. ¡Salú por eso!

Espero verlos, como ya es costumbre, en esa noche especial, en la que brindamos por todo lo que fue y lo que no, por las historias inconclusas, y porque aquellos muchachos de quinto, que siempre fueron unos buenos muchachos, y aunque tenían un defecto… se han convertido en adultos exitosos, comprometidos para ejercer los derechos y deberes de un ciudadano de bien,  y ante todo responsables.

¡Nos vemos muchachos!

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: