Un país sin armas es menos violento.

El Reino Unido, Noruega, Nueva Zelanda, Islandia e Irlanda son cinco países que cuentan con una policía operando sin armas. Poseen la criminalidad más baja del globo terráqueo.
Invierten constantemente en proyectos educacionales, lo que provoca que sean naciones en constante desarrollo y bienestar social, cuentan además con familias más estables y gozan de los satisfactores necesarios en salud, vivienda, vestido y alimentación.

Sus agentes encargados de la seguridad nacional no llevan armas de fuego al realizar sus labores de patrullaje y tienen las tazas de criminalidad inferiores a las de E.E.U.U. que cuenta con uno de los servicios policiales más armados del mundo.Inquieta una formula lógica al decir que un país armado es un país más violento.

En el gran país norteamericano los agentes de la policía llevan armas y las usan contra los ciudadanos y residentes del mismo. Esta práctica no solo es una provocación, es también una muestra de inseguridad, lo que también se considera una violación de la ley en países occidentales más seguros.

Podemos decir que un país sin armas es menos violento, la sociedad vive más confiada y más segura.

Para no ir muy lejos Costa Rica es otro país que no cuenta con ejército y pueden invertir sus recursos, en educación, agricultura, salud y hasta en promover el turismo. Todo lo contrario sucede en Guatemala, el incremento de armas es cada día más exorbitante lo que hace que nuestro país tenga una taza muy alta de criminalidad.

El poco control de las armas se le ha escapado a las autoridades, de tal forma que cualquiera tiene la potestad de poseer una y muchas veces sin licencia. Todo esto incrementa progresivamente, los asaltos, robos, extorciones y lo que es peor, el desalojo de ciudadanos guatemaltecos, el despojo de tierras comunales y hasta asesinatos de quienes tratan de resistir a estas injusticias sociales.

Por todo lo anterior podemos decir que en nuestra tierra, el ejército, la policía, y todas las empresas de seguridad son promotores de provocación que solo conducen a la violencia y a mas inseguridad. Ahora hasta la policía municipal es violenta y constantemente están maltratando a los ciudadanos.

No basta solo con resaltar las causas de tanta violencia es importante definir soluciones. Es tiempo ya de disolver el ejército, de promover un desarme nacional y dejar de invertir en proyectos de seguridad que cada día son más inseguros.

Es tiempo de invertir en educación que es el antídoto para que una sociedad progrese de verdad.

Es tiempo de redistribuir la tierra y crear fuentes de trabajo seguro y con salarios decentes.

Es tiempo de invertir en salud preventiva y curativa, es tiempo de formar un estado en pro de una ciudadanía feliz, que cuente con los satisfactores básicos para la subsistencia.
Es tiempo de hacer política y dejar de ser politiqueros creando reformas a todo nivel, para crear una infraestructura que nos permita ocuparnos de los valores familiares como base de nuestra sociedad. Te imaginas una Guatemala sin armas, sin ejército, sin policía, con una educación escolar obligatoria y gratuita.

Esto podría ser tan fácil de lograr si tan solo las familias poderosas dejaran por un lado la ambición y se ocuparan del bien común. Si tan solo los terratenientes cedieran sus tierras ociosas y las dieran a los campesinos para sacarles provecho. Si los empresarios dejaran de dañar y contaminar nuestras fuentes de agua.

Es tan fácil cambiar una sociedad cuando existe un consenso y un dialogo efectivo. Cualquiera pensara que estoy soñando despierto pero no es así es un proyecto decente con un corazón de pueblo educado.
Te imaginas un país sin cárceles, sin reos que alimentar, no es difícil, un ejemplo lo tenemos en Almolonga aquí en Guatemala, un pueblo trabajador, donde los frutos de la tierra son tan exquisitos, donde su gente es tan sana y educada, ejemplo tenemos en nuestra propia tierra.

Un lugar que era muy violento y que ahora parece no necesitar de la policía ni del ejército y que los únicos casos de violencia se le atribuyen a las autoridades.
Se puede hacer las cosas mejor, si las leyes son elaboradas por tiranos no estamos obligados a obedecerlas, estamos obligados a resistirlas y a cambiarlas.
Id y aprendamos de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: