“Odotipo, ¿y el olor a nuevo?, Marketing Sensorial”

Hace algunos años tuve la oportunidad de recibir el curso denominado Psicología del Consumidor a cargo del Dr. Trabanino; al escucharlo me hizo recordar la emoción que despertaba el olor a nuevo, el olor a cuero, el olor a pan en la madrugada, y porqué no recordar el olor a pollo, cuando se pasaba cerca de uno de esos restaurantes de comida rápida.

Nos invitó a leer el documento ¿a qué huele tu marca?, en el desarrollo del mismo se describía que:
 Recordamos el 1% de lo que palpamos
 Recordamos el 2% de lo que oímos
 Recordamos el 5% de lo que vemos
 Recordamos el 15% de lo que degustamos
 Recordamos el 35% de lo que olemos

Si observamos esa tabla porcentual, los sentidos juegan un rol muy importante en el estado de ánimo y la motivación que ejercen en los diferentes públicos, es por ello que muchas empresas e instituciones invierten cada vez más, en el lenguaje temático, aplicando un Marketing Sensorial efectivo, para alcanzar sus objetivos estratégicos.

Es frecuente sumergirse en un punto de venta que tiene un tipo de música, sonidos de acuerdo a los diferentes días y horarios, o un ambiente que transporta a determinado contexto, según la temporada de acuerdo a su decoración e iluminación, la navideña por ejemplo.

Es así como nace mi interés por investigar la importancia del Marketing Sensorial y la influencia que tiene el Odotipo para despertar recuerdos, emociones y evocar sentimientos que determinan el comportamiento de accionar en el consumidor.

Hace algunos años, un amigo de nombre Hernán, me compartió unos videos que describían como las grandes empresas a nivel mundial, invertían en la investigación de buscar el mejor sonido para sus productos (aspiradoras por ejemplo), el mejor color para sus bienes y el mejor aroma para sus hoteles, entre otros. Ahora cuando escuchen el sonido de la licuadora, de la lavadora o de la secadora, recuerden que no son sonidos al azar, más bien, estudiados y creados para causar sensaciones.

También mi amigo Iomar me dijo un día, que quería presentarme a una persona que estaba incursionando con el Marketing Sensorial en Guatemala, tuvimos una charla enriquecedora y la llevamos a la Convención de Comunicadores. Fue ahí donde pude observar, como se implementaban en nuestro país, las acciones del Odotipo aplicado a productos, para fortalecer las marcas.
Con el pasar del tiempo, pase cerca de la puerta de una tienda de ropa y su aroma era demasiado fuerte, no dejo de impresionarme el valor que tuvo la marca para crear un Odotipo, que más adelante se puede convertir en un referente de la misma.

Es congruente en esta época, estar pendiente de los mensajes que nos brindan los aromas que colocan en las diferentes tiendas, restaurantes o puntos de venta o de encuentro, motivando así e influyendo el comportamiento del consumidor, aplicando eficientemente el Marketing Sensorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: