Política y redes sociales

Actualmente las redes sociales han logrado acaparar la atención de millones de usuarios a nivel mundial, esa revolución tecnológica ha logrado un cambo social en muchos países en desarrollo, como el caso de Guatemala, donde se dieron cambios drásticos en materia de política, gobierno y justicia. La conducta de las personas es diferente en el ámbito virtual, se crea desorden, desinformación y tergiversación,  todo producto de la doble moral y la alienación cultural que genera.

Como sabemos, en Guatemala se dieron varios sucesos políticos en el año 2015, los cuales llevaron a la renuncia del entonces presidente Otto Fernando Pérez Molina y de la vicepresidente Ingrid Roxana Baldetti Elías, quienes son señalados de actos de corrupción por los entes de investigación. Dichos sucesos motivaron a varios sectores de la sociedad y ciudadanos en general a manifestar un rotundo rechazo hacia ese gobierno.

Aunque la semilla de las redes sociales fue sembrada desde hace muchos años, es entre el 2000 y 2005 que se da un avance significativo y más recientemente se ha convertido en una verdadera revolución tecnológica  y de comunicación a escala global.

A raíz de las protestas surgieron en redes sociales varios “hashtags” o etiquetas, promovidas por estudiantes y sociedad civil, que sirvieron como el canal de información más eficaz para una comunidad virtual que estaba indignada con los actos de corrupción que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), imputaron a dichos funcionarios de gobierno.

Pero sin lugar a dudas, las dos etiquetas que más llamaron la atención por el impacto de convocatoria y viralización en medios virtuales fueron  #RenunciaYa  y #UsacEsPueblo, las cuales rápidamente se volvieron tendencia entre los usuarios de internet.

En ese contexto de solidaridad surge un nuevo frente universitario con la etiqueta #SomosPueblo, formado por universidades privadas y la USAC, que históricamente ha sido llamada a representar el fervor popular y la lucha por la igualdad y la equidad de derechos y obligaciones entre las clases sociales.

Ya a las puertas de 2018 la ciudadanía sigue enfrentando graves problemas en materia de sociales, principalmente porque el gobierno de turno enarboló la bandera de la corrupción y el presidente Jimmy Morales aboga en defensa de políticos y empresarios tranzas. Mientras esto sucede, en las calles se sigue derramando sangre de víctimas inocentes, los productos de la canasta básica sigue en aumento y la salud y educación con serias deficiencias.

Mientras tanto en la USAC  se vislumbran nuevos aíres con la llegada de la nueva Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) y su secretaria general Lenina García, quién con su juventud y entusiasmo se han proyectado como una nueva generación de dirigentes estudiantiles que tratan de sacar del letargo en que se encontraba hundida. Ojalá esa generación de millennials siga ocupando los espacios virtuales en el mundo Web y que el mensaje sea directo y conciso para la vieja política, porque al parecer no les quedó claro durante la crisis política de 2015.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s