Y ahora ¿Quién podrá ayudar a Velasquitos?

En el año 2013 tuve la oportunidad de visitar una comunidad rural de mi querida Santa Lucía Cotzumalguapa, en ocasión de la Semana Santa y por motivo de las “Megamisiones”, un sistema religioso de evangelización que aglomera a varios jóvenes de la ciudad capital y que íbamos a compartir la Palabra de Dios, así como alguna ayuda material con las comunidades rurales y de escasos recursos. La comunidad visitada en aquel tiempo fue el Microparcelamiento Velasquitos.

Durante nuestra visita y estancia tuvimos la oportunidad de recorrer de una en una todas las viviendas de aquella comunidad, en la cual pudimos ser testigos de las necesidades múltiples que aquejaban aquella comunidad: Falta de servicios públicos, acceso limitado a la salud y educación; así como falta de empleo y oportunidades; también un abandono total en cuestiones de infraestructura vial, al lugar se accesaba solo en vehículo de doble tracción.

Sin embargo, en lo poco que como misioneros pudimos colaborar con aquella comunidad lo hicimos, se repartió víveres a algunas personas necesitadas, aparte de las actividades puramente religiosas, también hubo actividades de recreación para los pobladores y terminada la Semana Santa, tuvimos que volver a nuestras realidades en la ciudad capital, dejando aquella comunidad y sus habitantes una huella indeleble en nuestra memoria y corazón.

Sin embargo, la semana pasada por cuestiones meramente personales, tuve la oportunidad de volver a dicha comunidad; y a veces uno cree que con el pasar de los años, las comunidades tienen la oportunidad de mejorar, de avanzar un poco en torno al estancamiento en el que años atrás las había encontrado; en mi mente vagaba la idea que encontraría una comunidad diferente, mejorada; pero mis ilusiones se frustraron cuando empecé a recorrer la carretera que ahora está en pésimas condiciones; tuve que hacer casi cuarenta minutos de recorrido en un vehículo 4×4 en apenas 8 kilómetros que dista la comunidad de la vía asfaltada;  porque la carretera está intransitable.

Cuando llegué a la comunidad pude darme cuenta que estos cuatro años después el parcelamiento lejos de haber avanzado ha retrocedido: Ya no tiene agua entubada, la carretera está en muy malas condiciones, aún no cuentan con puesto de salud y para colmo de males, según me comentaban algunos pobladores, un ingenio azucarero cercano que daba empleo a los habitantes al comenzar el período de zafra, no los iba a emplear, porque puso de condición que los trabajadores salieran al municipio de la Democracia para abordar los buses que los llevarían a cortar caña; cuando en años anteriores los buses llegaban por la mañana hasta el parcelamiento, este año ya no lo harán porque la carretera está en malas condiciones.

Durante el resto del año cuando no es temporada de zafra, estas personas no tienen ninguna fuente de ingresos y ahora ven imposible salir a la vía asfaltada porque al mal estado de la infraestructura vial se suma a que se ha desatado una ola delincuencial en los accesos a la comunidad, quienes con arma en mano despojan de sus pertenencias a las personas que se dirigen del área urbana hacia la comunidad; eso hizo que a mi regreso saliera en menos de 20 minutos, por temor a ser asaltado.

Pero el problema radica en que el parcelamiento pertenece al Municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa, a 22 kilómetros de distancia, sin embargo, los pobladores tienen acceso inmediato al municipio de la Democracia que dista solo a 8 kilómetros. Según comentaban los pobladores las autoridades del municipio al que pertenecen los han olvidado, algunos aducen que el alcalde ni los atiende cuando lo visita el COCODE, puesto que el afirma que los pobladores votan en el municipio de la Democracia y por eso desde hace varios gobiernos atrás los tienen en el olvido.

Y por lo mismo el municipio de la Democracia no puede invertir en el parcelamiento, porque en el situado geográfico, pertenecen al municipio vecino, que los tiene en el olvido. Muchos pobladores se desesperan y acuden a la Municipalidad de la Democracia, pero ellos por obvias razones nada pueden hacer. Algunos de los pedidos de los pobladores es saber qué tienen que hacer para que el Congreso los desmembre del Municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa y los agregue al Municipio de la Democracia, pues de esa forma podrían centrar todo su qué hacer en dicho municipio y poder así darle vía libre a que se les ayude, dado que la actividad comercial, política y religiosa se centra en un municipio al que no pertenecen, pero que desearían pertenecer.

Por otro lado, algunos albergan la esperanza que si se unen y presentan ante las autoridades lucianas ellos pueden escucharlos, incluirlos en sus listados de obras y que la esperanza vuelva a renacer en aquel hermoso parcelamiento; sin embargo, es evidente la apatía y desconfianza de muchos ante el abandono que el gobierno municipal los tiene.

Ante esta situación uno ve con impotencia como las personas siguen faltos de oportunidades, llenos de necesidades y sumidos en el abandono y la miseria a lo que los han llevado las autoridades municipales, solo queda decir como en una serie mexicana muy famosa: “Y ahora ¿Quién podrá ayudarlos?cintillo-de-opinic3b3n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: