GALERÍA: Hijos del viento

Con la tiza de la aurora se dibuja en el cielo la mañana. Es un día de recuerdos, de remembranzas cálidas y lágrimas frías. Jornada de olores viejos que saben a melancolía. Así es la madrugada de cada primero de noviembre. Día de duelo y de honra a los santos y a los difuntos… a los que descansan en la eterna pétrea tumba de las calles del silencio: los cementerios.

En un municipio alejado de la urbe bulliciosa, surge el resplandor del ensueño detrás de los valles y los campos. Cientos se han reunido en el predio (campo de fútbol en ocasiones, sepulcro de lágrimas en otras) cercano al cementerio, para espantar a los espíritus malignos. Armados de papel de china, lazo, cáñamo, alambre y caña de veral… marchan los lugareños  a donde duermen los ancestros.

Es Sumpango, pequeña localidad de Sacatepéquez, tan famosa por el genio creador de sus mujeres, sus hombres y sus niños. Que cada mañana de este santo día, con ingenio y talento, levantan a los coloridos barriletes. Ahora pueden recordar y honrar a los que se fueron pero que siempre permanecerán en la memoria.

Por este día se ha transformado esta tierra (bautizada por la lengua náhuatl: la estantería para calaveras humanas dedicadas a los dioses) en un museo vivo, en una estantería de papel. Con el ascenso de estos gigantes,  las lágrimas se han transmutado en ilusiones y  se ha barrido la tristeza: esta es la Guatemala milenaria, Guatemala indígena y de tradición. Es la Guatemala de los hijos del viento.

Todas las fotografías por: Rubén Lacan.

Bernal RodríguezAlex Salazar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: