Por la vida de las mujeres, ni una tumba más

Pasamos el día de muertos 1 noviembre y nos vamos a la conmemoración del día de la NO violencia contra las mujeres 25 noviembre, esta combinación me deja un sabor agridulce.

No tengo muchos recuerdos de ir al cementerio a visitar parientes muertos para estas fechas, en mi casa la educación religiosa era la cristiana; por lo que no se le debía dar ofrenda a las personas muertas “Dios es un Dios vivo”, decía mamá.

Los recuerdos que tengo muy presentes son de la otra fecha nombrada, las marchas de denuncias por las cifras de mujeres asesinadas (muertas) cada año iban en aumento. Son cientos las mujeres que marchamos de morado exigiendo justicia y una vida digna libre de todo tipo de violencia.

“Un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), sobre muerte violenta de mujeres, señala que, en Guatemala mueren 15 por semana, tendencia que se ha mantenido en los últimos nueve años”, Prensa Libre.

Entonces ¿Feliz día de los muertos/santos?

Es contradictorio, yo entiendo y respeto a las personas que van a los cementerios, al final estas personas se han ido y han dejado un vació el cual se reconforta al irlos a visitar. Pero ¿Hablamos de las causas de las muertes?, ¿Hablamos de que la mayoría de las muertes a mujeres es por violencia en sus hogares, compañeros o esposos?

Quizá la muerte de la mayoría de personas o de hombres es por violencia en las calles, por robo en transporte colectivo, estaban involucrados en pandillas, una bala perdida; sin embargo, en los casos de mujeres las organizaciones de sociedad civil han identificado que las causas son invisibles o maquilladas, luego es fácil ver en los medios de comunicación “Crimen pasional” ¡Triste, espantoso y real!

La violencia nos ha pasado factura, es injusto ir a los cementerios y estar en las marchas y exigir justicia y seguridad. Todas las personas tememos derecho a la vida y a una calidad de vida digna que nos permita transitar libres y seguras por las calles, el respeto a las pertenecías obtenidas de forma legal, a no ser víctimas de violencia en la propia casa.

Si para estas fiestas la visita en el cementerio fue a una mujer, cuestione las causas de su muerte (no estoy a favor de la muerte, este es un proceso natural y social que debe resignificarse), no naturalicemos la violencia y denunciemos, todas y todos podemos contribuir a la no violencia de las mujeres y personas en general.

Cintillo de Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: