Reconstruyamos nuestra identidad nacional

Cuando pensamos en identidad nacional es común que venga a nuestra mente “una bandera azul y blanco”, los símbolos patrios”, “las notas del himno”, “la jura a la bandera”, “la selección de futbol”, “el son”, “música de Arjona”, “Ricardo Andrade”, “Alux Nahual”, “Malacates”, “Bohemia Suburbana”,(Cabe mencionar aquí, que en más de una ocasión, he escuchado decir que -Peces e Iguanas- debería ser considerada como nuestro segundo himno nacional) entre otros… y nos olvidamos que nuestra verdadera identidad, en realidad está asociada con nuestro quehacer habitual.

Desde hace un par de décadas celebrar “Halloween” en el “país de la eterna primavera” parece ganar terreno, y es que la incorporación de festividades extranjeras como “San Valentin”, “Oktober Fest”, “Thanks Giving” “Black Friday” entre otras, parecen ser la excusa perfecta para distraerse, divertirse, y salir de la rutina, tanto para los adultos, como para los jóvenes e incluso para los niños, que habitan esta región.

El internet, las redes sociales y los medios de comunicación se encargan en promover y destacar dichas fechas, generando un empoderamiento de éstas “ajenas y extrañas costumbres”, que poco o nada tienen que ver con las tradiciones chapinas, produciendo como resultado la desintegración de la identidad nacional.

Si entendemos la globalización como el conocimiento de otras culturas, pareciera ser “buena idea”, reconocer, aprender y adaptar lo bueno de los demás, al mismo tiempo que conservamos y fortalecemos nuestras costumbres. No sé, como sea la realidad de ustedes, pero en mi caso, jamás he escuchado que en Barcelona o Madrid se peleen o se generen disturbios a causa de un “clásico” entre “rojos y cremas”; por mencionar un ejemplo.

Nunca he sabido que se vuelen barriletes gigantes” en Medio Oriente, o que los asiáticos estén interesados en ir a visitar sus cementerios el primer día de Noviembre o en preparar un “tradicional fiambre chapín” esa misma fecha.

La invitación es para que aprovechemos la tecnología e investiguemos qué es lo que celebramos, y que no nos tomemos tan a la ligera, este tipo de eventos y festividades. En el caso particular de “Halloween” sus orígenes están asociados con el ocultismo, la hechicería y su práctica está ligada con ceremonias y rituales en los que se evoca y exalta “la muerte” (por eso los disfraces y decoraciones). Sin lugar a dudas el “día de brujas” es una conmemoración que carece de contenido y significancia en la “cultura latina”, y en especial para Guatemala.

Si bien es cierto, muchas costumbres y tradiciones nacionales prehispánicas aún sobreviven, muchas otras han sido “reemplazadas” o más bien “adulteradas”, con otras extranjeras, y mientras todo esto sucede, nuestra identidad como pueblo guatemalteco se disuelve, se destruye y se desconoce, a tal punto que llegara el momento en que nos será imposible rescatarla.

Nuestra cultura y nuestra memoria histórica son la base que nos refuerza como sociedad. No permitamos que se pierdan nuestros principios y valores culturales más profundos, propios y característicos como nación. Fortalezcamos nuestra historia y mantengamos viva nuestra verdadera cultura, nuestra propia música y nuestras más auténticas costumbres y tradiciones.

Cintillo de Opinión

  1. Totalmente cierto, no debemos caer en copiar todo lo extranjero y no tener criterio propio, debería de ser prohibidos los modismos y esas celebraciones extranjeras. Me gustó la columna.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: