El ENADE y la pleitesía a conveniencia

Por: Luis Fuentes

Por catorceavo año consecutivo el sector empresarial organizado del país (CACIF), a través de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala -FUNDESA-, realizó el pasado 12 de octubre el Encuentro Nacional de Empresarios -ENADE-. En esta oportunidad tuvo como tema central: “Infraestructura para el Desarrollo”. El evento que se realizó en un conocido hotel de la zona 10 capitalina, contó con la participación de varios expositores que relataron los planes y las ambiciones empresariales con respecto a “su visión de desarrollo”, para el futuro tanto mediato como inmediato de Guatemala.

Una política empresarial que, a la vista de homólogos de otros países, pareciera un craso error de cálculo, en realidad no es más que la continuidad de una política empresarial conservadora y miope, que continúa relegando a los trabajadores a planos inferiores y los siguen viendo como simples objetos que generan producción, ganancia y riqueza. En otros países los trabajadores son tomados en cuenta como sujetos que dinamizan el crecimiento de las empresas, la economía y son actores importantes en el desarrollo de sus países.

La visión de desarrollo de ese empresariado guatemalteco, no toma en cuenta a su contraparte que genera la riqueza: los trabajadores; por el contrario, los tienen arrinconados y se valen de él para desarrollarse, beneficiarse y acumular desmedidamente.

Al calor de lo establecido en el artículo 206 del Código de Trabajo, el CACIF, es el sindicato de patronos más influyente y grande de Guatemala, cumple a cabalidad lo allí establecido, que reza:

“…Sindicato es toda asociación permanente de trabajadores o de patronos…constituida exclusivamente para el estudio, mejoramiento y protección sus respectivos intereses económicos y sociales…”

Los trabajadores muy poco lo utilizamos, pero los empresarios lo hacen casi a la perfección y maliciosamente se confabulan contra los trabajadores, violentando descaradamente las leyes o retorciéndolas, recurriendo a maniobras para aparentar el respeto, que en realidad legalizan lo ilegal y así los derechos mínimos establecidos en la ley se violentan de manera impune.

Por ello, no sorprenden las declaraciones de Felipe Antonio Bosch Gutiérrez, presidente de FUNDESA y miembro de la Junta Directiva de uno de los grupos empresariales más influyentes de Guatemala, la Corporación Multi Inversiones -CMI-, quien se suma al apoyo y protección del presidente Jimmy Morales. En su intervención en el cierre del ENADE 2017 y con su acostumbrado discurso vacío y sin sentido, el presidente fue vitoreado y aplaudido por los asistentes.

Bosch, literalmente le tiró un salvavidas al presidente Morales que le ha servido para tomar aire. A pesar de los graves señalamientos de prácticas corruptas de él (y muchos de sus allegados) y de incapacidad para administrar el Estado, Bosch puso en evidencia algo que ya se afirmaba: el CACIF apoya firmemente al presidente.

Aunque la pleitesía fue mutua y seguro conveniente para ambos, Bosch se desatavió y descaradamente expresó: 

“Le soy sincero, yo no lo tomo como un guatemalteco corrupto a usted presidente, no lo tomo como un político corrupto. No me viene como alguien que no quiere a Guatemala, todo lo contrario, usted y sus ministros son guatemaltecos de principios y valores”.

Es notorio el respaldo empresarial al gobierno de Jimmy, hubo otros expositores invitados por FUNDESA, que fueron contundentes en señalar y censurar la corrupción. El español y Chief Economic Advisor del Foro Económico Mundial, Xavi Sala; Gonzalo Koncke, Jefe de Gabinete de la Secretaría General de la OEA y hasta el mismo Vicente Fox, expresidente de México, fueron críticos de las prácticas corruptas. Por supuesto que, tras las tres intervenciones, los asistentes guardaron silencio, no se salieron del guion. Sólo había que rendir tributo y aplaudir al que liderará y continuará facilitando el desarrollo de “algunos empresarios”, no del país.

Seguramente el primo menor de Dionisio Gutiérrez, Felipe, tiene presente, que en las próximas semanas el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- estará evaluando el caso de Guatemala por más de 87 asesinatos de sindicalistas, por violar las libertades sindicales y los derechos de los trabajadores. La ya confirmada Ministra de Trabajo, Aura Leticia Teleguario, oficiosamente tratará que Guatemala no sea condenada y con ello los empresarios sigan gozando de beneficios y el nivel de sindicalización siga por debajo del 1%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: