La justicia tocó la puerta del “Señor de Oro”.

“La justicia tarda, pero llega”  Hoy le tocó el turno al Alcalde de la Ciudad de Guatemala, “Don Álvaro Arzú”.  Como bien dicen, a todo coche le llega su sábado. A este señor le llegó su #JuevesDeCICIG.  Si,  una investigación realizada por el Ministerio Público y la CICIG, lo enfrenta ahora a una solicitud de Antejuicio, por delitos que pudo cometer al usar fondos públicos, para financiar su campaña electoral. Uno de sus brazos ejecutores de esa corrupción, el asesinato Byron Lima Oliva.

“Me están pasando la factura” gritaba en la sala de conferencias del Ministerio Público al referirse a la Fiscal General, Thelma Aldana y al Comisionado de la CICIG, Iván Velásquez. El intempestivo alcalde, a su mejor estilo, con prepotencia irrumpió en la conferencia donde se daban a conocer algunos elementos de la investigación, en el hoy denominado #CasoCajaDePandora.  

En realidad, en eso se ha convertido la municipalidad de Guatemala. Es una verdadera Caja de Pandora. Piense usted, después de más de 18 años en el poder, allí se deben guardar todos los males del mundo. Imagine usted los negocios que se han amarrado desde ese lugar, donde ha reinado el “Señor de Oro” (Arzú). Es así como le denominaba el asesinado Capitán Byron Lima.

Las investigaciones, recabaron pruebas que vinculan a varias empresas, empleados municipales, familiares de los Lima Oliva, abogados, entre otros.  El “Señor de Oro” en su defensa, argumentó que por ayudar a los familiares de Lima y del también asesinado, en prisión, Obdulio Villanueva, le dio trabajo en la municipalidad. Muy gentil el señor, no cree.  Con recursos de todos los capitalinos, se da baños de pureza, disfrazando así negocios millonarios para sus empresas y las de sus allegados en la corporación.

“A mi el antejuicio me tiene sin cuidado”, dijo en tono desafiante y hasta amenazador.  El “Señor de Oro”, está cegado.  No entiende que la justicia le tocó la puerta.  Ahora, solo busca argumentos para decir que es un  de “hombre noble” y de “principios”. No guatemaltecos, no olvidemos el pasado de este señor.

La municipalidad le debe mucho a los citadinos.

¿Qué ha hecho con el problema del basurero de la zona 3? ¿Cómo resuelve el problema del transporte urbano? ¿Qué hace con los mercados municipales? ¿Por qué no ha querido abrir los fideicomisos de la municipalidad?  Y peor aún, acaso ya se nos olvidó que vendió Guatel, la Empresa Eléctrica, Ferrocarriles de Guatemala, entre otros grandes negocios, cuando fue presidente.

Por eso digo, “la justicia tarda, pero llega”.

“Señor de Oro”, el momento llegó.  Si no teme, renuncie y enfrente la justicia como debe ser.  Deje de ser confrontativo. Esa actitud de reunir a sus serviles trabajadores y locatarios de mercados en la Plaza de la Loba, en busca de respaldo, solo muestra debilidad y sus claras intensiones por aferrarse a un sistema corrupto que usted mismo creó. 

“Yo firmé la paz pero también puedo hacer la guerra” veremos que es lo que ocurre de acá en adelante. El “señor” alcalde ya la veía venir.

Yo veo acá y ojalá así sea, el inicio de la debacle de un imperio. Un imperio que construyó en la municipalidad de Guatemala, a base a negocios turbios.

La Justicia lo espera señor (Mono de Oro).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: