Acción, no palabras

Por: Karen Alonzo

En el transcurso de estas semanas, el país ha estado sumido en una situación coyuntural crítica; desde el non grato de Morales a Velásquez hasta eventos históricos como la manifestación del 15 de septiembre y el paro nacional del 20. Ha sido un caos político total. Y seguramente ocurrirán situaciones peores.

¿Realmente los acontecimientos en Guatemala son todos culpa del gobierno? No, no estoy defendiendo su proceder, pero ¿acaso no es este nuestro hogar? es nuestro deber y obligación que como ciudadanos contribuyamos al bienestar social, involucrarnos y crear políticas que sean de beneficio para el bien común; debemos evitar el conformismo.

Mahatma Gandhi, el pacifista, político y pensador, entre otras facetas de su vida, dijo: “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. El esfuerzo total es una victoria completa”.

Partiendo de esa frase, podemos analizar que si cada habitante del país se propusiera cambiar las pequeñas cosas que no están bien, evitaría grandes males. No podemos sentarnos y leer el periódico, sentarnos y ver noticieros, sentarnos y ser testigos de las desgracias que ocurren y no hacer nada al respecto.

Es evidente que si queremos resultados positivos, debemos actuar y cuanto antes, mejor. Tan arruinada está la patria que vemos con indiferencia al 80% de niños con desnutrición; de diez, ocho padecen desnutrición crónica; esto de acuerdo al informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Y no solo eso. Personas que sin escrúpulos tiran basura con la mayor naturalidad, como el ocurrente e impertinente señor a quien hace unas semanas captaron las cámaras de la Municipalidad de Mixco, dejando bolsas de basura en un área pública. La tala de árboles en la zona 13, el maltrato hacia los animales (ellos suelen ser más humanos que nosotros), que la gente viva más concentrada en su vida cibernética y no en la vida en sí. Eso es lo que vemos, ¿y lo que no?

Después lloramos cuando algo ocurre y nos lamentamos sin detenernos a pensar que tenemos parte de culpa.

Propongo entonces que dejemos a un lado la indiferencia y aportemos criterio, análisis, valor y sobre todo voluntad. Si tiene la oportunidad de hacer voluntariado, hágalo. Si quiere dar clases para exterminar el 12% de analfabetismo, enseñe. Ceda el paso, sea amable, edúquese y participe en actividades que sean de beneficio para la sociedad.

Lo anterior es por mencionar algunos ejemplos. La crítica sirve para darnos cuenta de lo que no está bien, pero de nada sirve si se queda en palabras. Construya y no destruya. Tenga presente que si queremos un país sano, próspero y equitativo, es menester actuar. Seamos útiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: