Guatemaltecos exigen soluciones para disminuir el tránsito vehicular

Actualmente, más de un millón  de automotores circulan en las 22 zonas de la ciudad capital, ocasionando el caos que se vive a diario en las calles de la metrópoli del país.

Por: Redacción ESU

Los guatemaltecos a diario deben soportar largas filas de automóviles para llegar a sus destinos. Varias han sido ya las soluciones que las entidades gubernamentales han aplicado para reducir el tiempo que los ciudadanos emplean para acudir a sus labores diarias. Sin embargo, estas medidas no son suficientemente efectivas para resolver la problemática actual.

Según reportes de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) el registro de vehículos incrementó en un 9.4 % con respecto a años anteriores, entre el cual, las motocicletas encabezan la lista, seguidas de los automóviles, camionetas y camionetillas tipo panel.

La Ley de Tránsito de Guatemala, en el capítulo V (de los vehículos), en sus artículos 18, 19 y 22 dicta:

“Artículo 18.- De los vehículos. Por vehículo se entiende cualquier medio de transporte terrestre o acuático que circule permanente u ocasionalmente por la vía pública, sea para el transporte de personas o carga o bien los destinados a actividades especiales y para el efecto deben reunir los requisitos siguientes:

  1. Contar con tarjeta y placa de circulación vigente; o permiso vigente extendido por autoridad competente;
  2. Encontrarse en perfecto estado de funcionamiento y equipado para la seguridad del conductor y todos sus ocupantes, de acuerdo con los reglamentos;
  3. Estar provisto de los dispositivos necesarios para no producir humo negro ni ningún otro tipo de contaminación ambiental, conforme las leyes y reglamentos de la materia; y
  4. Los vehículos usados por personas discapacitadas deberán estar debidamente adaptados y equipados para ser conducidos bajo estrictas condiciones de seguridad. Todo vehículo está sujeto a las verificaciones periódicas que fijen las autoridades de tránsito.

Artículo 19.- Tarjeta y placas de circulación. Todo vehículo que transite por la vía pública se identificará con la tarjeta y placa de circulación emitidas por el Ministerio de Finanzas Públicas, pero el Ministerio de Gobernación está facultado para disponer los diseños, definir los sistemas de emisión y vigilar el uso de las mismas, en resguardo del interés general y la seguridad nacional, para tal efecto, el Ministerio de Finanzas Públicas acatará tales disposiciones.

Artículo 22.- Registro de vehículos. El Departamento de Tránsito de la Dirección General de la Policía organizará, llevará y actualizará un registro de vehículos que comprenda todos los que circulen en el país, basado en el registro de vehículos del Ministerio de Finanzas Públicas y en los reportes de Aduanas de los vehículos de tránsito. El Organismo Ejecutivo, mediante acuerdo gubernativo, podrá unificar los registros de vehículos de Ministerio de Gobernación con el registro fiscal del ministerio de Finanzas Públicas.”

Los estatutos planteados por la ley, no son respetados por algunos ciudadanos, ya que algunos no han realizado los traspasos de sus vehículos y circulan ilegalmente en el país, haciendo que el número de personas que transitan a diario incremente aún más.

2

Agentes de la Policía Municipal de Tránsito, son los encargados de velar que se cumpla el reglamento de circulación. Foto: Reporteros ESU

Además de lo establecido por la Ley de Tránsito, existen algunos otros artículos del mismo que hacen mención a las consecuencias que se podrían enfrentar en determinados casos de infracción. Se cita nuevamente el Reglamento de Tránsito de Guatemala, en su título VI (infracciones y sanciones), en los artículos 30, 31 y 32; para explicar estos procedimientos:

“Artículo 30.- Infracciones de tránsito. Constituyen infracciones en materia de tránsito la inobservancia, incumplimiento y violación de las normas establecidas en esta ley y sus reglamentos, salvo el caso de acciones u omisiones tipificadas como faltas o delitos. Cuando la infracción no esté específicamente contemplada, se sancionará con amonestación o multa, conforme lo norma esta ley; y se impondrá sanciones tantas veces como se cometan infracciones, aun cuando se trate de la misma persona o vehículo.

Artículo 31.- Sanciones. El Ministerio de Gobernación, por intermedio del Departamento de Tránsito o la municipalidad por intermedio del Juzgado de Asuntos Municipales, según el caso, podrá imponer a las personas, conductores y propietarios de vehículos, según el caso, las sanciones administrativas siguientes: amonestación, multas, retención de documentos, cepos para vehículos, incautación de vehículos y suspensión y cancelación de licencia de conducir.

Artículo 32.- Amonestación y multas. La autoridad de tránsito impondrá, según lo norma el reglamento, amonestación, y/o multas a las personas, conductores y propietarios de vehículos que no observen, violen o incumplan las disposiciones de esta ley y sus reglamentos; especialmente respecto al lugar, oportunidad, forma, Ley de Tránsito y su Reglamento 15 modo y velocidades para circular en la vía pública.”

A pesar de estas regulaciones, algunos guatemaltecos siguen haciendo caso omiso a los dictámenes de la ley, provocando entonces que la afluencia vehicular se vea afectada a diario y a toda hora. Ante esto, algunos ciudadanos que aportan responsablemente al país mediante sus impuestos y poseen la educación vial suficiente para ser acreditados con una licencia de conducir, dieron sus opiniones al respecto de este problema.

Según algunos ciudadanos, las horas pico son aquellas en donde la mayoría de personas ingresa o egresa de su lugar de trabajo o estudios. La mayoría coincide en que son varios factores, entre los cuales se puede mencionar: educación vial, infraestructura y horarios de trabajo; los cuales es necesario mejorar para reducir el caos vehicular.

“En los momentos de tránsito, no hay vías disponibles y se pierde demasiado tiempo en cola”, expresó Edwin Gutiérrez de 65 años de edad, quien se traslada desde la zona 6 capitalina hasta la zona 12 para acudir a su trabajo.

“En principio, el tránsito no es carga de una sola área de autoridad, hay que crear una unidad administrativa que se encargue de revisar los flujos del tránsito y proponga las soluciones necesarias, aunque sean a largo plazo, para que se planifique la solución más idónea con los recursos y el personal apropiado. Un consejo vial, que revise los flujos de tránsito,que planifique, ejecute y supervise los planes de modificación de vías, construcción de puentes y carreteras así como su ejecución.”,dijo Gutiérrez.

Como fue anteriormente establecido, estas complicaciones también van a afectar a medios de transporte de auxilio para la población. Al hablar con Salvador Orellana un conductor de ambulancia del IGSS, este comentó que la mayoría de conductores son prudentes al ceder el paso, aunque al momento de encontrar camiones estos hacen difícil el avance de ambulancias cuando quieren pasar rápido por una emergencia.

3

Salvador Orellana, Piloto de ambulancias del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Foto: Reporteros ESU

Orellana conduce en la Ciudad Capital y parte de Antigua Guatemala, y cuenta que a pesar de que los conductores conocen las normas que deben seguirse en las vías, muchos no las cumplen y por esto se genera tráfico vehicular.

El conductor refiere que atienden varios casos de accidentes en motocicleta, personas baleadas, maternidad y accidentes de automóvil, lo que le lleva a reflexionar sobre la importancia de manejar con prudencia.

Orellana lamentó que el estado de las calles  que también es un factor importante para evitar accidentes. “Uno se pregunta para dónde van los impuestos si no arreglan las calles” enfatiza.

Otro punto de discusión en cuanto al caos vehicular es la infraestructura de las calles y la desorganización de muchas vías. Humberto Villatoro, conductor de Quetzaltenango cuenta que por su trabajo viaja mucho y nota que muchas de las calles que utiliza son tan angostas que no hay camionetas, sino microbuses para descargar.

4

Humberto Villatoro, exige a las autoridades un cambio en la infraestructura de la ciudad. Foto: Reporteros ESU

“Las calles no dan, no son ni de dos carriles y así no debería de ser”, afirmó Villatoro. Hizo mención sobre la poca educación vial que tienen muchos conductores en Guatemala, y es que en sus años de labor ha visitado varios países, entre ellos México. Donde se respetan de gran forma las normas,y no se ve desorden vehicular como en la Ciudad.

En sus 30 años como conductor, Villatoro ha visto de todo y sabe que se puede disminuir el tráfico vehicular. “Implementando medidas y siguiendo las reglas como conductores y claro también como peatón, el orden de vehículos en las calles puede mejorar totalmente”, concluyó.

Es nuestro deber como ciudadanos, tener prudencia en las calles. Sobre todo porque somos parte de una sociedad y nuestro comportamiento en las calles puede afectar  a terceros.

Foto destacada: Reporteros ESU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: