Del nuevo pueblo

Por: Luisa Quintana

Estado se llama el más frío de todos los monstruos fríos, así es como se le definirá en el siguiente texto. El Estado miente en todos los lenguajes del bien y el mal, diga lo que diga, miente; describe Nietzsche en “Así hablaba Zaratustra, 1883”. En Guatemala ha quedado claro que es así, el Estado ha mentido siempre, la “independencia” misma ha sido una mentira y la respuesta a cualquier atrocidad cometida por el gobierno se resume en el interés propio, y la ambición de poder absoluto.

De hecho, el poder es arma peligrosa si no se maneja de manera correcta, no es un simple juego de estrategias; es todo un proceso que se debe conducir con inteligencia.

El gobierno desastroso de Pérez Molina y Baldetti Elías es un claro ejemplo del abuso de poder (de jugador perdedor). El actual precedido por Jimmy Morales se moviliza demasiado predecible y sinvergüenza, a comparación de mandatos anteriores que jugaron bien y no se perdió el control, ni se expusieron demasiado. Álvaro Arzú es la invicta imagen del buen jugador, intervendría muy bien la frase: “el monstruo frío está dispuesto a darles todo con tal que le rindamos culto”.

Max Weber (1919) define con claridad lo que el hombre anhela en el poder político: “quien hace política aspira al poder; al poder como medio para la consecución de otros fines (idealistas o egoístas) o al poder por el poder, para gozar del sentimiento de prestigio que él confiere”. No hay explicación más sencilla para lo que la mayoría hace al llegar al poder.

Como lo fue que los diputados aprobaran de urgencia reformas impuras, y no otras que resultarían efectivas. Lo más desolador del asunto, es que, algunas de las excusas que dieron al darse cuenta del grave “error” que cometieron al pensar que las masas no reaccionarían ante tal hecho, fue: “no leímos bien la propuesta”, es tan patético, y es lo que me preocupa más, que un funcionario del poder legislativo sea tan mediocre, ese detalle podría causar catástrofes.

Sin embargo, el aire se vuelve puro, la presión social que hemos ejercido en estas dos semanas con respecto a la crisis ha sido sublime, que nos unifiquemos como población es lo mejor para mostrar resistencia y exigir desechar la mediocridad y a funcionarios que siguen hundiendo al país. Seguro darán pelea e intentarán permanecer en el poder, pero no nos daremos por vencidos.

Lo que pasó el #20S fue un paso más para ya no ser “superfluos”, ser algo que no sirve, que está de más. Nietzsche plantea en Zaratustra, eliminar toda atadura moral, ser libres de toda represión para llegar a ser lo que denomina: “superhombre”, un ser claro. Y es exactamente lo que debemos hacer, no en el contexto filosófico-existencial que él plantea, pero en conjunto, romper cadenas… exigir un futuro prometedor para Guatemala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: