Educación Cívica

Por: Emily Luis

La quinta letra, es un espacio designado para plasmar los distintos problemas y contrariedades sociales que afectan el entorno nacional. Situando como punto de partida nuestro ámbito inmediato.

En esta primera entrega, encauzaré mi opinión hacia una de las situaciones que hicieron que estos días Guatemala se vistiera de azul y blanco y reventara en algarabía por corto tiempo. 

Un país en donde el patriotismo dura 15 días por la falta de educación cívica.     

Desde temprana edad, en los establecimientos educativos, les muestran a los alumnos, el saludo hacia la bandera, la postura correcta  que debe adoptarse  y las distintas posiciones de la mano en el pecho al momento de entonar el himno nacional. Pero, ¿se les enseña la razón de estas diferentes actitudes que se realizan en  un acto cívico?

Los cuestionamientos surgen, ¿Por qué la mano en el pecho?, ¿Por qué la derecha?, ¿Por qué cantamos de pie? ¿A quién o a qué le cantamos? ¿Qué son las antorchas? ¿Por qué desfilamos?  Y un sinfín de interrogantes que aunque se vean y se escuchen tan sencillas, rebotan en la mente de los niños y niñas, las cuales en su mayoría no son resueltas.

La educación cívica, debería ser primordial y proporcionada de la manera correcta, transmitiendo amor y respeto hacia la patria, sin embargo, se realiza como costumbre, calendarización y sin bases históricas; cuando se acerca septiembre las calles se llenan de azul y blanco, tapizan las paredes con símbolos patrios y en los primeros días del mes  las carreteras se atiborran con trompetas, gorgoritos y antorchas, considerando que, algunas de las personas que participan en estas actividades lo hacen sin conocer la historia del fervor patrio, cuando los jinetes llevaban a toda Centroamérica la noticia que anunciaba la independencia de la corona española en 1821, sino como una tradición de las fiestas de septiembre.

 Los desfiles que se realizan celebrando la independencia, iniciaron como marchas cívico-militares en la época liberal en 1871, el ejército comandaba el desfile y se utilizaban bandas de guerra, en algunos casos, participaban perros adiestrados. Más que una conmemoración de independencia, daba a conocer quiénes eran los altos mandatarios del país (tomando en cuenta  que Guatemala estuvo gobernada por militares). El presidente Manuel Estrada Cabrera, también recurrió a los desfiles para celebrar las “fiestas Minervalias” en honor a la Diosa Minerva, en esta celebración premiaban a los estudiantes destacados, quienes eran reconocidos con medallas de oro, plata y bronce. No es hasta años después que los establecimientos se unen a las marchas, portando uniformes de gala similares a los que utilizaban los soldados. Luego fueron cambiando y tomando otros ideales.

Los desfiles fueron suspendidos durante el gobierno de  Álvaro Arzú en 1997, ya que se recordaban los tiempos en los que Guatemala era presidida por agentes de uniforme verde y por el alto valor económico que los desfiles significaban.  En el 2002 el Ministerio de Educación indica que los desfiles se reanudarán, como una marcha cívica, esto hace que la población reaccionara con desagrado, recordando los antiguos desfiles militares, indicando que salir a las calles con bandas de guerra y uniformes no es un acto de civismo. Actualmente las caminatas han cambiado, además de las instituciones educativas que participan, se han sumado grupos de gimnastas y bandas que interpretan melodías populares. Olvidando el origen de los desfiles.

Como guatemaltecos, debemos saber la historia de nuestra independencia y el principio de todas las actividades que realizamos en estas fechas, esto no significa que no conmemoremos la lucha de la libertad, ni el amor a nuestros símbolos patrios, ni a nuestra nación, sino, celebrar con bases auténticas.

La mayoría de personas no cuenta con memoria histórica y esto crea falta de civismo y patriotismo, esta educación es indispensable para todos los que nacimos en esta tierra del quetzal. 

Debido al olvido y a la falta de educación cívica es que pasados estos días, el fervor, el júbilo y la algarabía se silencian hasta septiembre del próximo año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: