¡Casi me atropellan!

Por: Luisa Quintana

Todos los días en el interior del campus de la USAC las personas presencian un hecho en particular: detrás de ellos, con mirada imperante o expresión oculta por un casco, se encuentra un motorista tratando de pasar, eficaz, en un área diseñada para peatones.

En las redes sociales, principalmente en Facebook, se hacen denuncias casi todos los días por alguna falta de este tipo, según la página encargada, ¿insólito? ¡NO! Es molesto que no se respete el espacio. Ni siquiera existe una ley impuesta por la Universidad que prohíba que las motos circulen por dichas áreas.

Sin embargo, el problema no solo radica en la falta de respeto por parte de los motoristas, también surge de la inseguridad que se vive en los alrededores; asaltos, robos de vehículos, etc., igualmente por la falta de parqueos seguros y exclusivos para resguardarlas, pagar de 3 a 5 Quetzales por seguridad no afectarían el estado financiero de alguno. Sería mucho mejor que una cantidad enorme de motos parqueadas alrededor de los edificios, o en las aceras.

Debemos exigir a las autoridades de la Universidad tomar seriamente el problema, puesto que, no solo la circulación de motocicletas es mayor que la de automóviles sino también incomoda el recorrido de las personas en los espacios en donde caminar, comer, leer, no deberían ser perturbados por ceder el espacio a objetos que en leyes generales de tránsito no pueden movilizarse allí.

Yo misma he experimentado esa incomodidad, hasta el extremo en el que la bocina ha resonado a mis espaldas para que me mueva, y he tenido que ceder por seguridad porque hay gente que es muy prepotente, agresiva e impaciente. Ni siquiera respetan las rampas para silla de ruedas, por ejemplo, en la Escuela de Ciencias de la Comunicación, están marcadas con un color amarillo llamativo “No Motos” y aún así las motos las utilizan.

En una de las denuncias de Facebook, un joven comentó: “hay mucho espacio. Además, ni que pasaran como caravana, no deberían hacer dramas innecesarios”, lo cual muestra la tolerancia al desorden, la inexistencia de un estatuto que prohíba el paso de motos en área peatonal es lo que incentiva al desinterés, aunque por lógica saben que no es correcto.

Incluso fuera de la USAC las motocicletas son una de las principales causas de accidentes graves, por la misma razón que conlleva a otro problema en Guatemala: “la falta de educación”.

No solo el país atraviesa una situación en la que parece que lo único que nos depara a los guatemaltecos es que reine la impunidad y todo tipo de injusticias. Sino que las personas que no muestran respeto por la ley también forman parte de ese inconveniente. Se desata un problema tras otro, una cadena que parece irrompible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: