5 puntos para comprender por qué dejarán de atender reos en hospitales públicos

Tras el atentado perpetrado por pandilleros en el Hospital Roosevelt el pasado 16 de agosto, que dejó siete víctimas mortales y 12 heridos, dicho centro asistencial junto con el Hospital General San Juan de Dios evidenciaron mediante comunicados oficiales la debilidad de protocolos de seguridad que resguarden a sus colaboradores y a la población de los ataques armados.

Es por eso que ambos centros de asistencia médica tomaron la decisión de dejar de atender a privados de libertad, como medida de resguardo para el personal y los pacientes. Pero, ¿cómo llegaron a esta decisión?

  1. Dos atentados más y un ataque fallido

En marzo del 2015, individuos a bordo de un vehículo dispararon contra guardias del Sistema Penitenciario a inmediaciones de la consulta externa del San Juan de Dios, dejando un saldo de veinticinco heridos y un muerto. Según investigaciones, el afán de los atacantes era rescatar a un reo que era transportado por los guardias.

Para septiembre de 2016, un despliegue policial frustró un intento de ataque al aprehender a una mujer con un arma de fuego en la consulta externa del Hospital General que buscaba atentar contra la vida de un reo en terapia. Además, localizaron una granada que no explotó. Días después, la asistente de comunicación del San Juan de Dios fue asesinada mientras se dirigía a su hogar, luego de culminar su jornada laboral.

  1. El turno del Roosevelt

Pandilleros abrieron fuego dentro del hospital para rescatar a un reo miembro de la Mara Salvatrucha. Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) ingresaron para retomar el control del hospital. Hubieron cinco capturados, siete muertos, doce heridos y el convicto que motivó el ataque logró escapar.

  1. Atención comienza a ser irregular

Ese mismo día tras el ataque, la consulta externa y la emergencia fueron evacuadas y se ordenó la remisión de pacientes al Hospital General y a otros centros asistenciales.

San Juan de Dios informó que únicamente se estarían atendiendo emergencias. Sin embargo, la Municipalidad de Guatemala coordinó la instalación de un hospital móvil para atender casos de consulta externa lo que quedaba de la semana y ese fin de semana del 19 y 20 de agosto. Además, las visitas fueron suspendidas hasta el 22 de agosto.

Imagen destacada.jpg

Hospital móvil fue instalado del 16 al 20 de agosto para atender consulta externa por emergencia en hospitales. (Foto: Astrid Mijangos)

  1. Despliegue de fuerzas de seguridad

La PNC y el Ejército hicieron presencia en los alrededores de ambos hospitales, en operativos de 24 horas para resguardar al personal y a la población, y prevenir nuevos intentos de ataques.

resguardo

PNC y Ejército realizaron operativos de 24 horas para resguardar los perímetros de los hospitales. (Foto: @HospigenGT)

  1. Privados de libertad declarados “non gratos” en ambos hospitales

El propio doctor Carlos Soto, exdirector del Hospital Roosevelt y ahora ministro de salud, pidió detener el traslado de reo a los centros asistenciales.

En un comunicado emitido vía Twitter el 30 de agosto, los sindicatos del Hospital General se declararon en asamblea permanente, mientras aseguraron que no atenderían más reos en el nosocomio. Además, denunciaron que ni el Ministerio de Gobernación, Ministerio de Salud y Ministerio Público tomaron medidas para prevenir ninguno de los ataques perpetrados.

También en dicho comunicado los sindicatos evidenciaron que la emergencia del hospital estaba colapsada debido a la remisión de pacientes del Roosevelt, debilitando la atención personalizada a la población.

comunicado

Sindicatos del San Juan de Dios se declararon en asamblea permanente para no admitir más privados de libertad en hospitales públicos. (Foto: @HospigenGT)

Sin embargo, las emergencias, consulta externa y visitas de ambos centros se han restablecido con normalidad a partir del pasado 31 de agosto. Aunque aún se puede notar la presencia de elementos del Ejército que resguardan el perímetro de los hospitales.

ejército.jpg

Aún son visibles elementos del Ejército que resguardan las afueras del Hospital General. (Foto: Astrid Mijangos)

Imagen destacada: Astrid Mijangos

#ESUSalud

Astrid Mijangos.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: